IRREGULARIDADES

´Gracias, Don Omar´: Marcos Antonio Mora R.

El reggae es uno de esos ritmos relativamente recientes que bien ejecutados son armoniosos y agradables a los oídos. En este aspecto se han destacado figuras legendarias como mi ídolo Bob Marley y más recientemente, Don Omar. Sin embargo, también ha sido el escalón de apoyo para que una cantidad impresionante de analfabetas y vulgares oradores, no cantantes, haya sobresalido a costa de la dignidad y cultura de sus seguidores.

A mí, como a una inmensa cantidad de panameños, me llamó poderosamente la atención que Don Omar hubiese sido contratado para cantar por espacio de solo una hora a un costo de alrededor de un cuarto de millón de dólares. Inicialmente se habló de $250 mil y luego de $267 mil 500. Creo que el artista es valioso, pero no es para tanto, y fundamentalmente porque es un lujo que no puede darse un país como el nuestro, con tantos problemas apremiantes por resolver.

Así como ningún crimen es perfecto, la corrupción tampoco lo es y tal como lo señaláramos en un artículo anterior “para decir mentiras y comer pescado, hay que tener mucho cuidado”. A todos se nos vendió la idea de que Don Omar ya estaba contratado por la cifra anotada y que era un hecho que se presentaría el martes de Carnaval. Todo era una mentira.

Don Omar no había sido contratado y a él mismo le parecía la cifra exagerada. Se olió el negociado que podía poner su nombre en entredicho y, como buen profesional que es, hizo los señalamientos que ya todos conocemos, por esa razón lo felicito. Desenmascaró a una serie de corruptos que pelecha y hace grandes negociados con el dinero que nos pertenece a todos y para quienes debe haber un debido castigo y, desde luego, más controles.

El representante de la empresa dijo que el cantante simplemente decidió no venir y que estaba en su pleno derecho. Desde cuándo, si había un contrato, Don Omar o quien fuese, podía adoptar tal actitud sin ninguna consecuencia legal costosa? Nuestro rector de turismo dijo que no deseaba “pelearse” con Don Omar y que luego de los carnavales se finiquitaría este espinoso asunto. Ninguno de los dos puede hacer absolutamente nada si no hay un contrato y de allí la justificación de ambos.

A lo anterior habría que agregar la gran debilidad que tiene el andamiaje de las contrataciones públicas. ¿Puede un contratista de entretenimiento asegurar la participación de un artista sin previamente haberlo asegurado? ¿En el caso que nos ocupa es necesario salir a buscar a cualquiera, cuando falla la primera opción? Así como se logró la presentación a última hora de Wisin y Yandel, también pudo haber sido Perico de los Palotes y tendríamos que aceptarlo. Esto no puede ser.

Definitivamente, tal como lo hemos reiterado, todos los gobiernos son corruptos y hacen negocios para favorecerse ellos y sus allegados, pero en el que nos rige hemos rebasado todo lo imaginable y podríamos estar próximos a ganar el Récord Guiness.

Construir hospitales costosos cuando no se pueden mantener ni abastecer de personal y recursos las instalaciones existentes es una irresponsabilidad. Construir redes de carreteras costosas sin especificaciones adecuadas ni controles de calidad apropiados es un exabrupto. Hacer grandes desembolsos en materia de seguridad para combatir el narcotráfico y quedar bien ante los ojos de Estados Unidos y haciendo un esfuerzo disminuido hacia la comunidad es una ironía. De la forma juiciosa que se manejen los fondos del Estado, dependerá que los gobiernos futuros no recurran a nuevos impuestos. Todos debemos estar vigilantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458