IMAGEN DEL PAÍS

Hablemos de…: Ana Jilma de Obaldía M.

Cuando estaba en la escuela, ocasionalmente, nos entreteníamos con un juego que llamábamos “hablemos de...”. Sí, en esa época jugábamos, nos divertíamos y ni soñábamos con los celulares, tabletas, Xbox, Wii y demás. Nuestros juegos eran activos y nos relacionábamos con otras personas de manera real, no virtual. El juego consistía en proponer una palabra y cada quien iba diciendo algo relativo a ella, acompañado por el chasquido de los dedos.

Hace unos días, quizá pensando en tiempos idos y mejores, lo recordé. Por eso les propongo que hablemos de Panamá, hermoso país. En un tiempo su nombre significó abundancia de peces, mariposas y árboles. Hoy nos hemos encargado, a plena conciencia y con ahínco, de destruir nuestra abundante naturaleza, fauna, costas y bosques, otrora pulmones de nuestro pequeño territorio y del mundo.

Panamá es un país en crecimiento, pero también ha decrecido no solo ante los ojos del mundo, sino ante los nuestros. Ahora estamos en decadencia. Ustedes preguntarán: ¿por qué?, pues porque hemos perdido el norte, los valores y la decencia. Los valores que ayudaron a formar a esta nación parecieran haber desaparecido. Claro, hay personas que aún creen en ellos, pero así como una mancha negra de tinta resalta sobre un fondo blanco, así resaltan la corrupción, el “juega vivo” y la deshonestidad, aunque sea de unos pocos, no de la mayoría de las personas que viven en este maravilloso país.

Esta nación se formó sobre el trabajo, de hecho, así está representado en nuestro escudo por la pica y la pala; se formó como un pueblo que luchó por su libertad, con sabiduría y sin siquiera derramar una gota de sangre. Este hecho, misteriosamente, se ha repetido como una constante en nuestra historia: ocurrió el 28 de noviembre de 1821, cuando nos independizamos de España; ocurrió con nuestra separación de Colombia y, también, con la recuperación de los territorios adyacentes al Canal. Siempre, los panameños comunes se han transformado en visionarios y han dado un paso gigantesco, obviando la confrontación bélica, y aún la negociación, para lograr la paz, como si “pro mundi beneficio” fuese nuestro destino, nuestra razón de ser. ¡Ese es mi Panamá!

Esta nación se formó con el progreso; pensando que éramos un país que no solo por su posición geográfica estaba llamado a ser de beneficio para la humanidad, sin embargo, creo que muchos lo hemos olvidado. Nuestro principal problema radica en que un porcentaje muy alto de la población ha perdido los valores. Los antivalores están hoy tan arraigados que inclusive algunos se consideran características intrínsecas del panameño, como el “juega vivo”. Es más, ya hasta en el exterior se nos conoce por esa característica negativa, y a quienes no la practicamos se nos mira como “bichos raros”. No sé a ustedes, pero a mí no me causa ninguna gracia.

Desde hace varias semanas, nuestro pequeño gran país figura en las noticias internacionales por señalamientos nada positivos. No voy a entrar a discutir si son o no señalamientos correctos, porque no soy abogada para meterme en materia de leyes y acusaciones, lo que sí creo es que esto debe hacernos reaccionar, como personas y como país. Cada ciudadano se debe examinar y ver qué hace y hacia dónde se encamina, porque el país lo formamos todos. No podemos hacer señalamientos de corrupción o de inmoralidad, si nos quedamos callados y quietos cuando vemos que se hacen cosas incorrectas, como si no pasara nada. Rescatemos esos valores que nos formaron como nación y enseñemos a las nuevas generaciones a mejorar día tras día, de manera que cuando se hable de los panameños o de Panamá solo escuchemos elogios. Tenemos un gran país, no lo desbaratemos. ¡Rescatemos a nuestro Panamá!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código