ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

IMPORTANCIA DE LAS HIDROELÉCTRICAS

Habrase visto semejante estupidez: Roberto Alfaro E.

Hace unos días escuché algunos comentarios de sindicalistas en la radio que lanzaban epítetos en contra del Gobierno y los “empresaurios” y, además, llamaban a una marcha en solidaridad a los indígenas en calle 50, frente a la Defensoría del Pueblo, para exigir una Constituyente Originaria, que en su esencia equivaldría casi que a un golpe de Estado. Me acordé de inmediato de parte de los comentarios que me hizo un mes atrás un cliente venezolano, del tenor siguiente: “Voy a aguantar mis inversiones en Panamá por un tiempo, ya que me preocupa el ambiente, siento como estar reviviendo la situación política que se dio en Venezuela”. No puedo estar, bajo ninguna circunstancia, a favor del cierre de calles y del vandalismo a las propiedades públicas o privadas, pero tampoco a favor de la intransigencia de algunos funcionarios y a la represión de la policía; ya viví bastante de eso durante los 21 años de dictadura.

Ahora pretenden tener un referéndum especial (aparte) para las comarcas; yo le puedo ahorrar el costo dándoles el resultado con un error máximo del 5%. Es más, vayámonos preparando para que nos obliguen a hacer extensivo todos estas concesiones a las otras etnias, emberá-wounaan, gunas, teribe y bri-bri. Los (as) que hoy defienden vehementemente que se prohíba la construcción de hidroeléctricas serán los mismos que mañana saldrán a las calles cuando se aumente el precio de la electricidad. Los (as) que hoy hablan del daño ecológico que producen las hidroeléctricas, mañana atacarán el daño mayor al ambiente que hacen las chimeneas de las termoeléctricas. Los (as) que hoy piden que se aíslen más a los indígenas del progreso, serán quienes más exalten la pobreza, la desigualdad y pidan a los gobernantes que los integren al desarrollo del resto del país.

Por otro lado, no debiera ser muy difícil para nuestras autoridades que se pongan las pilas y usen los millones de propaganda política para que le expliquen bien al pueblo la importancia que tiene la producción de energía hidráulica y probar técnicamente que es, hoy por hoy, la más barata y limpia que existe. Que gracias a Dios tenemos una gran cantidad de recursos hídricos a lo largo de la geografía, que bien utilizados reemplazarán nuestra dependencia al petróleo importado, que en pocos años costará 200 dólares el barril, unos 10 dólares el galón.

Que la nueva tecnología cada día requiere de menor uso de embalses (represas), menores daños a la ecología y exige mayor responsabilidad social en las áreas de influencia. Que el agua que no se usa hoy no podrá ser usada nunca más, o sea se perdió para siempre; las cuencas hidrográficas son una fuente de agua renovable, útil no solo para producir energía sino para irrigar los campos, transporte en lanchas y para beberla. Poner una camisa de fuerza en cuanto al uso de este recurso a las futuras generaciones de panameños, representa una de las más grandes estupideces que he visto en mis 68 años de vida; que Dios agarre a mis nietos confesados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código