TEMA DE ESTADO

Humanizar la atención de salud: Carlos A. Pareja

En un debate, tolerante y respetuoso, del 8 al 10 de abril, representantes de 26 Estados debatimos sobre salud. Las organizaciones de la sociedad civil, bajo la coordinación de la Red de Derechos Humanos de Panamá y del Gobierno, coanfitriones del Foro Hemisférico de Organización de la Sociedad Civil y Actores Sociales, hicimos un trabajo analítico a favor de la accesibilidad y atención universal, que involucre a todos los habitantes del hemisferio, porque se trata de un derecho inalienable y una obligación del Estado. También acordamos reforzar los sistemas públicos de atención, en casos de desastres naturales, epidemias, etc., además de fortalecer la atención integral.

La inclusión de la sociedad civil busca fortalecer las democracias. Esto fue honrado por los presidentes Obama, Santos y Varela. Panamá tiene una democracia frágil y débil, el 30% de los residentes no recibe atención de salud básica (comarcas), pero también en las zonas rurales y urbanas la atención es desfavorable en un 80%. Y esto ocurre por tener una democracia frágil.

La atención institucional a manos del Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro Social (CSS) es desfavorable en el 80% de casos. La deshumanización se manifiesta cada día más y nos envuelve en una vorágine de desánimo. El sistema Minsa-CSS es como un “enfermo en cuidados intensivos, sin diagnóstico, sin doctor de cabecera y con un pronostico sombrío”. El deterioro progresivo es una herencia de la que ningún gobierno procura enterarse ni resolver. Los altos mandos médicos se limitan a aplicar medidas cosméticas, improvisadas e insuficientes, que promocionan con amplitud a través de los medios, para justificarse. No aceptan que se hable de crisis, sino de “falta de insumos”.

Parece increíble que se lograra sentar a Cuba y Estados Unidos para dialogar a favor del bienestar general de sus pueblos y los del resto del hemisferio, gracias al liderazgo del presidente Varela. Lo paradójico es que, bajo ese mismo liderazgo, los panameños no nos sentemos en una mesa para analizar y resolver la crisis de salud. Lo cierto es que hay que cambiar el sistema si queremos resolver las fallas. Es irrelevante, y raya en el irrespeto, decir que contamos con 800 “facilidades sanitarias” en el Minsa, y 80 en la CSS, cuando sabemos que su capacidad resolutiva es de apenas el 20%. No buscamos culpables, sino soluciones. Panamá es el cuarto país de la región que más invierte en atención de salud, con más de 2 mil millones de dólares por año, pero a un costo beneficio negativo.

Sin querer enterarse de las fallas ni intentar resolverlas, el círculo cero quiere, de forma improvisada, establecer un sistema único de salud. Pretenden hacernos creer que con esto se resolverá el problema, se ahorrará recursos y se eliminará la seudo dualidad de instalaciones. Nada más alejado de la realidad. El sistema único sería una solución a largo plazo, bien entendido y aplicado. Si se fuerza ahora, fracasaría como pasó en 1976 y 1998, por la falta de recursos. Este año, aunque tenemos fondos, tendríamos que hacer compras masivas, sin evaluar a conciencia las necesidades reales. Primero hay que arreglar la casa, evaluar y reparar las facilidades y cambiar la actitud de los actores, pero el círculo cero se opone.

En la mesa de salud de la sociedad civil llegamos a varias conclusiones que le entregamos a jefes de Estado y presidentes, veamos:

1. Un alto porcentaje de la población (incluso de la capital) carece de cuidados básicos. La salud es un derecho de todo ser humano y responsabilidad de los Estados (Art. 109 de la Constitución); el acceso y la atención universal deben ser gratuitos y equitativos, sin discriminación y para protección de los grupos en situación de vulnerabilidad.

2. Exigir el manejo transparente de los recursos financieros y la rendición de cuentas, mediante monitoreos.

3. Fortalecer la cooperación internacional en casos de emergencia, desastres, brotes epidémicos y atención integral de la población, incentivando la participación de la sociedad civil.

4. Priorizar la protección integral de la salud y nutrición materno-infantil, con estrategias de educación, promoción, prevención y atención.

5. Garantizar el acceso a la salud sexual y reproductiva, con un enfoque de derecho para todas las personas.

6. Garantizar el acceso universal al agua potable y la protección estatal de los recursos hídricos.

7. Recomendar a los Estados que apliquen las medidas necesarias para evitar el contrabando de medicamentos, lo que pone en riesgo la vida de los ciudadanos.

Presidente Varela, para que el sistema funcione hay que evaluar a fondo las facilidades existentes, tanto en el Minsa como en la CSS, detectar y corregir fallas estructurales y del personal. Esa labor será efectiva si se encarga a personas idóneas e independientes, por un lapso de entre 6 y 12 meses y bajo los parámetros internacionales establecidos. Así se evitarían los informes sesgados de gobiernos anteriores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código