Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

CONCIENCIA ESTUDIANTIL

El Instituto Nacional y su encrucijada histórica: Abel D. Comrie Ortega

Recientemente se han alzado voces que critican duramente los acontecimientos ocurridos en el Instituto Nacional. El ser humano es él y sus circunstancias. Sin lugar a dudas que nuestros muchachos (nuestros, sea como sea), requieren de una atención especialísima. No se trata de condenas o apoyos incondicionales, sino de rescatarlos de una sociedad que aturde y tuerce valores, principios y creencias.

Lo ocurrido es digno de atención y crítica, pero busquemos a los culpables en nosotros mismos, quienes presumiendo y afanándonos de haber sido y ser, no hemos hecho lo necesario para que aquellos sanos hábitos y conductas que aprendimos, hubiesen perdurado en nuestros estudiantes.

Yo soy un convencido de que dentro de su leal saber y entender, los muchachos creyeron haber hecho lo correcto. El punto es que hemos perdido la oportunidad nosotros los adultos, de enseñarles que existen niveles, formas y momentos en la lucha y que para cada caso no se aplican las mismas tácticas. Para entender eso, se requiere una madurez y formación que nuestros jóvenes han perdido, pero no por eso hemos de darles la espalda. “Hay de los pueblos cuya juventud no deje escuchar su voz”.

Es tan grave el retroceso cultural y de principios que estamos sufriendo en la sociedad, que recientemente recibí con estupor un correo mediante el cual se me informaba de la intención no disimulada del Gobierno, de cerrar definitivamente el Instituto Nacional. No sé en qué mente pudo caber. No debemos olvidar que nuestra juventud en general, y la institutora en particular, está sometida a la cultura de la alienación, a la presión de la delincuencia de los barrios y lo que es peor, a la actitud continuada de los últimos Gobiernos por desarticular todo vestigio de organización estudiantil que, con sus defectos y virtudes, genera conciencia patriótica y cívica, en función de los intereses populares.

Es por eso, que hoy más que nunca debemos darle todo nuestro apoyo a la Fundación pro Instituto Nacional, que se ha enfrascado en la titánica tarea, no de ser un proveedor de bienes materiales, sino de promover actividades de todo tipo que conduzcan a rescatar y sembrar en los jóvenes institutores esa mística, sentido de pertenencia, responsabilidad y compromiso, que hizo del Nido de Águilas el buque insignia de las luchas reivindicativas de todo un pueblo. Por supuesto que para volver a ese sitial, ello exigirá una conducta intachable de los jóvenes en lo académico, cívico y moral.

Quiero traer a colación una anécdota que tuve la dicha y fortuna de haber vivido. Durante las celebraciones del centenario del Instituto Nacional (julio de 2009), se realizó en el aula máxima del plantel un acto solemne. El orador de fondo lo fue el doctor Jorge Illueca (q.e.p.d.), quien expuso magistralmente la encrucijada en que se encuentra el Nido de Águilas en los tiempos modernos y los retos a los que se enfrenta a fin de no sucumbir ante la vorágine de degradación social, que hace de nuestros jóvenes seres vacíos. Al final del evento, tuve el honor de acompañarlo hasta su vehículo y aproveché la oportunidad para pedirle excusas por aquel incidente, allá por el año 1982 (o 1983 ya no recuerdo), en que siendo estudiante universitario, arrojé pintura en el interior de su vehículo, siendo él Presidente de la República. Se sonrió con la bondad y la sabiduría que dan los años y respondió: “...Yo cumplía con mi deber y usted respondió a lo que creyó su conciencia histórica, no tengo nada que disculpar...”.

Todos en alguna medida fuimos partícipes de las luchas del movimiento estudiantil, en el estadio histórico que nos tocó vivir. Y de ello dan cuenta nuestros errores y aciertos. Nuestro deber es volcarnos hacia los muchachos, no para que piensen y crean en la misma forma que nosotros (ello es imposible), sino para que atesoren a su forma y en su tiempo, los mismos valores y principios por los cuales más de 100 años de vida institutora, han sido parte de la forja de nuestra nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código