EDUCACIÓN INTEGRAL

¿Instruimos o formamos médicos?: Yashiro Díaz

“Uno de los más grandes problemas de la educación es conciliar, bajo una legítima coacción, la sumisión con la facultad de servirse de su voluntad”, dijo Immanuel Kant, sobre la pedagogía.

Dispondré de estas breves líneas, evitando un discurso retórico, porque el fin no es la persuasión. El objetivo es analizar el estado actual de la educación de los médicos en la República de Panamá.

Desde 1951, año en que se inauguró la primera Escuela de Medicina en el país, ha devenido un aumento progresivo de la demanda de estos profesionales y, por ende, de las instituciones educativas para su formación.

Iniciemos con la decisión “voluntaria”, selección y elección de un joven que desea estudiar esta carrera. La mayoría de ellos, entre los 17 y 18 años, está movida por intenciones ajenas, acorde a Lawrence Kohlberg, una moral heterónoma.

En la primera casa de estudios de Panamá aún se desarrolla un sistema de orientación vocacional que considero es más relevante que un examen de capacidades cognitivas conceptuales. El primer riesgo para la salud pública panameña proviene de aquellas “escuelas de medicina” que no proceden, al menos, a consolidar una orientación psicopedagógica del aspirante.

Recordemos que la medicina, la enfermería, el magisterio y la consagración a la vida religiosa exigen vocación, porque se dedicarán toda su vida a velar por el bienestar corporal, intelectual y la comunión con la divinidad.

Por otro lado, es preciso considerar que la didáctica que es ciencia y es arte, requiere adaptación al contexto histórico y cultural. No obstante, rehusamos abandonar la tradicional “educación bancaria” (Freire, P.), en la que el “docente” deposita la mayor cantidad de conceptos posibles, sin la posibilidad de que el estudiante produzca, valore, ejecute, discierna y escoja.

Las cátedras de las asignaturas clínicas, quizás una de las más imprescindibles para la formación de un médico, son impartidas por eminentes clínicos, sin embargo, ellos no poseen el arte y la ciencia de la enseñanza. ¿Quién redujo al absurdo la suposición de que ser experto en una técnica me garantiza la capacidad de educar o formar?

En el Medievo sí se lograba tal objetivo, por supuesto, debido al currículo universitario centrado en las artes liberales. Luego, procedía a formarse en medicina, teología o derecho canónico. Ya optaban por el título “doctor”, es decir, “quien guía, oriente” (locución latina de docere o educere).

El doctor poseía no solo el conocimiento en la técnica, sino el arte de transmitir y profesar su disciplina. Recordemos, que antes fue un maestro en artes: un humanista. Nuestro pénsum de estudios va directo a la disección de un cadáver, con la plena seguridad de que el estudiante desconoce la esencia misma de un ser humano, de la vida y la muerte.

Solo la Universidad de Panamá ha tomado en cuenta lo que la Organización Panamericana de la Salud ha insistido en cuanto a centrar los programas acordes al perfil del egresado: profesionales de la medicina que cumplan con las competencias hacia la atención primaria. Las universidades particulares aún insisten en perpetuar un plan de estudios incongruente con los objetivos que persigue un nivel de grado (licenciatura): asignaturas propias de subespecialidades (nivel de posgrado).

Hago un llamado a la Universidad de Panamá para que tome las riendas en la formación de los futuros médicos, los que velarán por la salud de los panameños. Que el proceso de acreditación sea constante; que las instituciones particulares que formen a los médicos no antepongan el interés pecuniario ante la loable labor de educar.

Hay que dignificar el arte, la ciencia, la praxis ética y la tecnología propia de la medicina.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código