EMPRESAS

Integrando identidades: Diana Medina

En los últimos meses hemos visto cómo empresas panameñas han pasado a manos de grupos internacionales. Estas fusiones suponen un reto no solo en el aspecto operacional, sino a lo interno, porque deben lograr que sus colaboradores se identifiquen con la nueva empresa.

Hamid Bouchikhi y John Kimberly, de la ESSEC Business School y de Wharton School. respectivamente, en El rol de la Identidad en la matemáticas de las fusiones, señalan que en estos procesos ocurren dos tipos de operaciones, una llamada el principio de la sinergia económica, en el que la suma de la fusión debe ser “uno más uno es igual a dos”, solo si en el principio de la sinergia psicológica, “uno más uno es igual a uno”. Estas fórmulas lo que expresan es que en el área económica el resultado de la fusión debe ser la creación de valor para los accionistas, clientes y colaboradores, siempre y cuando en el mundo de la sinergia psicológica la organización se enfoque en trabajar para garantizar que la integración verdaderamente ocurra.

Un típico plan de acción postfusión en materia de integración se concentra en trabajar aspectos operacionales como: armonizar las líneas de producción, sistemas de información financiera y de recursos humanos, etc. También se presta atención a ciertos aspectos relacionados con la identidad, el nombre o el logo, pero que se quedan en la superficie. Para garantizar la continuidad de la operación de la empresa hay que profundizar en materia de sinergias psicológicas, y responder dos preguntas fundamentales de cara a lo interno, ¿quiénes somos?, y a lo externo ¿quiénes son ellos?

Bouchikhi y Kimberly dicen que para lograr una integración exitosa hay que evitar cometer alguno de estos errores:

1. Ignorar la identidad y abocarse solo a los aspectos económicos.

2. Confundir cultura e identidad. La primera se vincula a valores y creencias, mientras que la segunda tiene que ver con el concepto de sí misma que tiene cada empresa.

3. Confundir la piel de la compañía con su alma. El logo y otras representaciones visuales pueden hablar de lo que la organización es, la identidad yace mucho más profundo. El logo es la piel y la identidad, el alma.

4. Enfocarse en las audiencias externas olvidándose de las internas.

5. Enviar señales confusas. Hay que ser coherente en el discurso y las acciones.

6. Fijar un paso equivocado, se debe entender que la integración no se logra de la noche a la mañana.

7. Tratar de integrar dos empresas que están en áreas de negocios diferentes y que tienen operaciones diametralmente opuestas, es un seguro para el fracaso.

El reto para la integración de identidades en una fusión, es lograr una mezcla equilibrada y armónica de lo que cada compañía trae a la mesa. Este proceso se vuelve crítico para alcanzar las metas que generaron la decisión de fusionarse. Los aspectos “blandos” muchas veces se convierten en los obstáculos más duros para lograr el éxito.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código