PREPARACIÓN

Inteligencia emocional en el fútbol: Jorge E. Madrid M.

En el deporte panameño, en particular el fútbol como el más popular y difundido entre la población, los jugadores deben contar con un psicólogo para que les ayude a manejar el estrés antes, durante y después de cada partido, a fin de garantizar el buen uso de su inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es un término acuñado por dos psicólogos de la Universidad de Yale (Salovey & Mayer, 2008) y difundido por el psicólogo, filósofo y periodista Daniel Goleman, se define como la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar los estados anímicos propios y ajenos. La persona, por lo tanto, es inteligente (hábil) para el manejo de los sentimientos. Cuenta con las cualidades necesarias para hacer frente a las adversidades y contratiempos, para no venirse abajo.

En el caso de los jugadores de la selección de fútbol de Panamá, parece que ellos no logran aplicar su inteligencia emocional en los momentos de tensión durante los partidos de clasificación, en particular durante el reciente contra Costa Rica, pues los ticos les hicieron perder el control de sus emociones, al grado de descuidar las estrategias de juego y permitir los dos goles y, con esto, la pérdida de los tres puntos necesarios para avanzar a la clasificación. Los mejores jugadores del mundo como Pelé, Messi y Cristiano Ronaldo, entre otros, han logrado sus triunfos en gran medida por el buen uso de su inteligencia emocional, puesto que nunca los vemos peleando a golpes con árbitros u otros futbolistas, y practican el llamado juego limpio siempre.

La selección panameña no solo requiere técnicas deportivas para meter goles, de igual forma necesita tener su mente clara y libre de perturbaciones machistas, de odios, temores, complejos, violencia y cualquier otra forma de reacción negativa en contra de su objetivo que es el de ganar el juego limpiamente y con profesionalismo. Cuando los jugadores pierden el tiempo reclamando, discutiendo, amenazando y golpeando a los otros deportistas y árbitros, no juegan para obtener el triunfo, solo trabajan en un equipo para ganar un salario y demás privilegios.

Esos conflictos verbales y físicos en el terreno de juego son el reflejo de nuestra sociedad violenta, machista, androcéntrica y de poca tolerancia, y de los comportamientos que vemos a diario entre las personas. Por lo general, los futbolistas de la selección provienen de sectores de bajos recursos económicos y su nivel educativo es deficiente, factores que contribuyen de alguna manera a que ese perfil socioeconómico influya de forma negativa en el rendimiento esperado.

La Marea Roja sería injusta si los señala por ser malos jugadores cada vez que pierden, pues tendría que hacer un análisis más completo de las posibles causas de sus deficiencias en el juego. Los mejores equipos no solo tienen a los futbolistas que dominan las técnicas, también invierten millones en asesores, condiciones físicas, psicológicas y económicas que les garanticen que cada vez que un jugador sale al terreno va preparado para enfrentar de forma inteligente todos los retos y ganar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código