GOBIERNO SALIENTE

Interiorizar la derrota: Víctor Paz

Desde que el pueblo dijo no a la reelección matizada de continuismo, he visto al Presidente aparecer en televisión varias veces. Digo, habrá que ser muy testarudo para insistir en figurar, dadas las condiciones en que perdió. Con una publicidad tan agresiva, aunque ahora digan que fue mala; con tantas obras, aunque ahora digan que somos ingratos; aun tras gastar tanto dinero en asesores de campaña extranjeros, aunque ahora los repudien. ¡Perdieron! El ridículo culto a la personalidad quiso invertir roles, exigiendo pleitesía al Presidente y a “sus obras”. Sin embargo, el pueblo, único dueño y soberano, se manifestó de forma magistral despidiéndolo. ¿Será eso tan difícil de entender o de aceptar?

El panameño fanático de fútbol verá el Mundial desde casa. Mucho se dijo y se hizo para mejorar el nivel local, pero perdimos en el último instante, como siempre. Se habló del técnico, los jugadores y hasta de la barra, cuando lo cierto fue que faltaron los goles. Sin estos no se gana, todo lo demás son excusas. Cambio Democrático hizo buenas llegadas a portería, pero no completó los goles. A grandes rasgos, digamos que hizo muchas obras de infraestructura vial, pero aumentó el tranque; dio subsidios (beca universal, 120 a los 70, Ángel guardián), pero encareció la vida; aumentó el empleo, pero llenó el país de extranjeros que lo aprovecharon; eliminó los “diablos rojos” y trajo el Metro, pero dejó la tragedia del transporte público; hizo hospitales, ignoró a los médicos; creó aeropuertos, olvidó los aviones; dio grado de inversión, pero excesivos escándalos de corrupción. Jugar bien sin anotar es un problema de definición. La definición en la vida la da la actitud con nosotros mismos y hacia los demás. Cambio Democrático perdió porque jugó a confrontar, no a ganar. Tuvo conflictos con los gremios, los indígenas, los medios y la sociedad civil. Amenazó e intimidó al pueblo, llamándolo vago, ignorante y bochinchoso hasta en declaraciones a la prensa internacional.

El Presidente dijo que se retiraría luego de las elecciones, ahora dice que su derrota política lo obliga a mantenerse. Dijo que cuando se retirara tendría más poder, ahora pide escoltas por más tiempo. Pregunto, si él fue tan magnánimo y su gobierno hizo “más en 5 que en 50”, ¿de quién tendría que cuidarse? ¿de los narcotraficantes y maleantes que enjuició o sentenció? ¿Tendría que cuidarse él o los jueces, magistrados y procuradores?

Me alegró verlo aceptar la derrota sin extremismos, pensé que lo haría con dignidad y entereza. Sin embargo, desde que perdió, con eso de ir al Tribunal Electoral a “ver el proceso”, las entrevistas y todo lo demás, tal parece que no. Y para rematar, ahora está el asunto de los camarones de la Asamblea... El pueblo le dijo “no” sin estridencia, pero con dignidad y claridad.

Sería bueno que interiorice la derrota. Que le dé un respiro al país y su propio partido que, al parecer, no soportó el peso de sus acciones. Esta lección queda para todos. Cada uno avanzará según lo que aprenda de ella, o mejor dicho, de cuánto aprenda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código