ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

EXTREMISMO

Estado Islámico, amenaza global: Severino Mejía

La aparición del Estado Islámico (EI) no fue por combustión espontánea. Para comprenderlo, nos debemos remontar a Túnez, en diciembre de 2010, cuando un vendedor ambulante, Mohamed Bouazizi, se inmoló al estilo bonzo frente al ayuntamiento de la ciudad de Sidi Bouzid, en protesta porque nadie atendía sus quejas contra el abuso policial de que era objeto.

Esa fue la chispa que encendió y dio origen a lo que se conoce como la Primavera Árabe y que, como un tsunami, llegó a Egipto y a Libia, provocando la caída de los dirigentes tiránicos Hosni Mubarak y Muammar Gaddafi.

La invasión de Irak y la posterior caída de Saddam Hussein es la acción que propició el surgimiento de esta organización terrorista que, de alguna manera, ha desplazado a Al Qaeda, y que todavía no deja de ser peligrosa. Abu Bakr al-Baghdadi, su líder, se proclama como califa de todos los musulmanes, creando lo que se conoce como el Estado Islámico o Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico, un término que causa ira a sus integrantes cuando son denominados de tal forma). Hoy día, el EI está conformado por entre 30 mil y 50 mil combatientes, y dentro de estos hay un sinnúmero de extranjeros provenientes de Europa y Estados Unidos.

En este análisis no se pueden soslayar los acontecimientos de Siria, pues fue el campo fértil para la expansión de este grupo que controla parte del territorio iraquí y sirio.

La Primavera Árabe se extendió a Siria, país que dentro de la región había permanecido tranquilo, hasta que surgió la oposición que se enfrenta al presidente Bashar al Assad y que hoy es apoyada por Estados Unidos, Arabia Saudita y otros países de la coalición empeñada en los ataques aéreos contra el EI, mientras que Siria cuenta con el apoyo de Rusia, Irán y el grupo terrorista de Líbano, Hizbulá.

El Estado Islámico se sustenta en las contradicciones que hay entre Rusia y Estados Unidos, porque el primero apoya al presidente sirio, y el segundo, a la oposición. Mientras no se llegue a un acuerdo para detener el baño de sangre en Siria, que ha propiciado la migración de muchos ciudadanos de ese país hacia Europa, se continuará con ese problema de grandes proporciones. Esto se le puede salir de las manos a los europeos, porque están frente al dilema de prestarle ayuda humanitaria a los refugiados o reforzar la seguridad de su territorio. El atentado terrorista en París demostró que uno de los miembros del grupo de ataque había entrado a Francia como refugiado procedente de Siria.

El EI no es ni Estado ni mucho menos islámico, aunque se apoye en el islam para justificar sus actos de violencia. Esto nos hace ver que estamos peleando una guerra de religiones.

Como dice el político italiano Giovanni Sartori, vemos una escena con cuatro características bien definidas: terrorismo, global, tecnológica y religiosa.

El extremismo islámico está captando a muchos jóvenes que se deslumbran por los mensajes agresivos contra Occidente, región cuyos valores se ven amenazados.

Se trata de un asunto de extrema gravedad, que no puede pasar desapercibido en nuestro país. No obstante, considero que nuestra postura, como país, no debe ir más allá de apoyar las acciones encaminadas al logro de la paz internacional.

Expresar una adhesión a la causa contra el terrorismo, sin buen tino, será comprometer la seguridad de Panamá, de forma innecesaria, frente a un grupo que no razona. Mucha atención a esto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código