REFORMAS

Jubilaciones y pensiones, un problema de todos: José Vanegas Calderón

Vemos muchas polémicas, shows mediáticos y posturas ambivalentes de los políticos respecto al déficit del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS). Coincido con la diputada Ana Matilde Gómez, en que el sistema es una “estafa” para la fuerza laboral, que con sus cuotas sostiene a una población de pensionados y jubilados, cuyos aportes de toda una vida fueron consumidos por los gobiernos de la dictadura militar y sus allegados. Es decir, el dinero de las cuotas de quienes cotizaron hace 25 o 40 años no existe. Nunca hubo un proceso o fórmula para recuperar esos fondos y a quienes cotizaron, desde 1992 hasta hoy, les espera un futuro incierto.

El sistema de pensiones y jubilaciones debe reformarse, no aumentar la edad de las jubilaciones, porque habrá menos posibilidades de que la población joven ocupe plazas de trabajo. El IVM es anticuado, pues cuando se creó hace más de 60 años, no contempló que la población en edad productiva sería hoy muy independiente (medio millón tiene un empleo informal), y propone y emprende la creación de microempresarios, a los que la CSS excluye y ve como patronos, no como cotizantes potenciales. De igual forma, miles de extranjeros y residentes desean hacer sus aportes tributarios para gozar de iguales beneficios que los asegurados y asalariados del sector público y privado, pero el manejo del seguro por ventanilla es un largo, burocrático y engorroso trámite, que puede demorar hasta un año en concluirse.

Directivos de la CSS, analicen esto: Según la encuesta del mercado laboral de agosto de 2013, hay una población económicamente activa de un millón 743 mil 821 personas, de la que un millón 672 mil 352 está ocupada. Sin embargo, una parte es informal y representa el 38.6% (529 mil 672 personas), el 56.6% es hombre y el 43.4%, mujer.

El grueso de los empleos informales se ubica en el sector terciario (servicios) con 70.4% y 29.6% en el sector secundario (industrial). Los trabajadores informales en empresas del sector informal suman 71.1%. Contenido en este grupo están los empleados en empresas informales y los trabajadores independientes informales, por ejemplo, buhoneros, vendedores ambulantes, chicheros, los que hacen reparaciones electrónicas y mecánicas, y los constructores, que no cumplen con ningún requisito para ser formal.

En Argentina, se permite que los microempresarios (que son sus propios jefes) accedan a un plan llamado Monotributo, para que paguen sus cuotas, fondos de retiro y seguro médico en redes de clínicas públicas y privadas afiliadas al sistema estatal. Otros países tienen megaproyectos de vivienda, financiados por fondos de pensiones, en vez de aumentar las arcas de los bancos, que pagan irrisorios intereses. Más allá de la voluntad política de los sectores y las castas obrero-patronales, sus conquistas y posiciones, debemos apoyar reformas ecuánimes y de interés general para que el programa pueda recuperar, por lo menos en la siguiente década, su abismal déficit a niveles esperanzadores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código