EQUILIBRIO

Justicia femenina: Jorge E. Madrid M.

La participación de las tres diputadas como juezas de garantías en el histórico juicio de un magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Panamá, demuestra que su capacidad en eventos de tan alto perfil político-jurídico es garantía de verdadera justicia.

En este país, la lucha de las mujeres por ocupar espacios de poder y decisión no ha sido fácil. Esto ha sido, en gran medida, por el estigma de que ellas no deben ni pueden manejar el poder político, que históricamente han dominado los hombres. La sociedad panameña, machista, androcéntrica y patriarcal, se resiste a que participen de forma amplia en los órganos de poder y decisión, tanto en el ámbito político, judicial como legislativo.

Como paradoja, la imagen escogida para simbolizar a la justicia es una mujer vendada para no ver a quien juzga, y en su mano se le coloca la balanza que garantiza su imparcialidad. En este caso, esa figura fue representada por las tres juezas que se atrevieron a procesar a un hombre al que quizás no le agradó esa idea, pues se esbozó toda suerte de argumentos legales para que no pudieran ser ellas las protagonistas de esta condena, encubriendo la misoginia endémica que corre por las venas de muchos de los hombres que controlan el poder, en ese contexto.

Ahora, en los medios de prensa radial, televisiva y escrita se destaca y alaba el papel que desempeñaron las diputadas-juezas, más que el esperado rol del diputado fiscal. Y muchos se sorprenden de que lo hayan logrado de manera profesional, ética y legal, demostrando su dominio del derecho y su temple en situaciones de tensión a este nivel. Esta admiración es prueba de la poca creencia de que las mujeres pueden hacer trabajos del más alto perfil legal y muchos más.

Por otra parte, hasta ahora en la Corte Suprema de Justicia no se ha juzgado a ninguna magistrada por delito cometido, en cambio ya van dos magistrados enjuiciados en la Asamblea Nacional. Esto nos indica que la justicia panameña, en manos de ciertos hombres magistrados, no ha sido buena, y a pesar de que ellos perciben altos salarios, parece que no es suficiente para satisfacer sus deseos y buscan obtener más riquezas, aunque sea de forma fraudulenta.

Nuestra máxima institución de justicia estaba envuelta en una nube gris de dudas ante la delicada labor que debía desarrollar, en particular por el cuestionado papel que jugó en los cinco años del gobierno pasado. Ahora, la luz de la justicia al más alto nivel ha ido aclarando el panorama jurídico, porque una mujer está a cargo de la Procuraduría General de la Nación, y también porque se nombró a más mujeres fiscales. ¿Será que la justicia femenina contribuye al mejor equilibrio en el poder judicial?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código