LECCIONES

Lectura de los resultados electorales: Lisímaco Jacinto López y López

Si hacemos una operación aritmética y del total de 563 mil 093 votos presidenciales que obtuvo el Partido Panameñista restamos los 521 mil 413 del Partido Revolucionario Democrático (PRD), dará como resultado 41 mil 680 votos (2.23%) a favor de Juan Carlos Varela.

Si repetimos la sustracción con los votos de Cambio Democrático (482 mil 992) el resultado será 80 mil 101 (4.36%) a favor de Varela.

Pareciera que las encuestas finales o hechas “a boca de urna” marcaron un empate entre el PRD y el Partido Panameñista, por el margen de error de 3%, más o menos.

Anoto que la diferencia de porcentajes sale de la diferencia entre el 100% (un millón 838 mil 169) de panameños que votó para Presidente, y los porcentajes obtenidos por el panameñismo (30.63%), PRD (28.4%) y CD (26.27%).

También indicaban estas encuestas, la derrota del gobierno y su intento de reelección. ¿Qué o quién hizo la diferencia a favor o en contra? La diferencia clara a favor de Varela está en los votos del Partido Popular (PP). El PRD no tenía un partido de apoyo, como sí lo tuvo Varela con el Partido Popular.

Para Ricardo Martinelli y su candidato, el Molirena siempre fue una carga mal amarrada. ¿Cómo y de dónde surgieron los votantes de Varela? Ahora sí, el hoy presidente electo puede decir que sus votantes salieron de ¡debajo de las piedras!

Los demócrata cristianos no saben de dónde salieron los 139 mil 555 votos más de los inscritos, pero lo que sí es claro es que fueron esos los votantes que inclinaron la balanza a favor de Varela.

Los panameñistas y demócratra cristianos han estado involucrados en dos incidentes de “gobernabilidad”. El primero ocurrió en 1990 cuando creían que el electorado los prefería por los votos presidenciales y de diputados que sacaron en la elección de 1989, sin entender en ese tiempo que el panameño escogió su estrella verde porque era la identificación electoral más clara para derrotar a la dictadura y no perder el voto. Más tarde, a finales de 1990, esto les costó la salida del gobierno, porque el presidente Guillermo Endara se cansó de sus exigencias.

El segundo aconteció en 1999 en razón de la “pichicumería” de Mireya Moscoso y los arnulfistas, quienes se negaron a ofrecer un ministerio a ese partido que contaba con dos legisladores (Rubén Arosemena y Teresita de Arias) y prefirieron escribir en hielo el famoso Pacto de La Pintada. Un acuerdo legislativo que antes de finalizar el año 1999 se derritió, por lo que los demócrata cristianos hicieron un trato con el PRD, y Moscoso perdió la mayoría de la Asamblea Legislativa y, con eso, su capacidad de gobernar.

¿Se repetirá lo mismo en esta ocasión? ¿Volverá a fracasar la materia gobernabilidad?

Espero que ellos, hoy del PP, no se eleven al Topus uranus y quieran repetir las lecciones fracasadas con Endara y Moscoso, sino que todos trabajen para que Panamá sea primero, como rezaba el eslogan de la alianza panameñista-popular “El Pueblo Primero?

Aunque Arnulfo Arias Madrid decía que la historia se repite en espiral, espero que esta sentencia no se cumpla ahora y que varelistas y populares logren una alianza de gobernabilidad con Juan Carlos Navarro y el PRD.

¡Panamá la exige y la necesita!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código