AUTOCRACIA DEL CAMBIO

Libertad o sometimiento: Domingo M. González

A nadie debe sorprender la simpatía de Nicolás Maduro hacia su homólogo Omar Torrijos. Ambos, incluyendo a Hugo Chávez, compartieron el mismo maestro, y como buenos discípulos asimilaron el esquema represor trazado por este en contra de aquellos que disienten y/o rechazan el sometimiento planteado por la ideología política inculcada.

El terror fascista que promueve el venezolano “señorío del siglo XXI”, en contra del soberano en las calles, es de ingrata recordación en nuestro país, por quienes amando la libertad y rechazando el sometimiento lo enfrentamos en dictadura. Las características del terror fascista utilizado por dictaduras, autocracia, dinastías y señoríos, no difieren. Todas se distinguen entre otras por: el miedo, la delación, el aislamiento, la impotencia y la tortura. La inseguridad es la vivencia. Veamos. El miedo surge de un concreto sentirse amenazado, sea por antecedentes políticos, gremiales, de opiniones expresadas, de amistades, o relaciones con personas detenidas. Miedo a la angustia de familias despojadas de uno de sus seres queridos detenido, torturado, desaparecido o porque se ha sumado a aquellos que abandonan el país.

La delación; impulsada por el régimen en lugares de trabajo, especialmente en instituciones públicas, por razones políticas o personales. El aislamiento, como parte del miedo, implica disolución de toda asociación considerada peligrosa. Incluye la desaparición de la libertad de expresión e información y el control de la misma. La impotencia, como vivencia ingrata de que nada o poco se puede hacer para cambiar el estado de cosas impuestas, que hace burlesca la resistencia personal.

La inseguridad, como escarmiento resultante de toda abolición de los derechos y/o garantías del individuo, lo hace sentirse desamparado de toda protección jurídica o legal, hasta la incertidumbre de su privacidad y domicilio.

Estas situaciones que hoy día padecen nuestros hermanos venezolanos, fueron vividas y sufridas por muchos panameños (as) en 21 años de dictadura, a excepción de aquellos (as) con vocación de servidumbre, que pusilánimemente eligieron compartir el poder con quienes lo detentaron.

No obstante, pisoteada esta vez la institucionalidad democrática por la autocracia de turno, pareciera que las características fascistas antes citadas y que creíamos superadas, solapada y sistemáticamente la autocracia del cambio las retrotrae.

El solapado dominio de la autocracia sobre la Contraloría General de la República, la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría de la Nación y Fiscalía Electoral acompañada por la servidumbre de diputados, alcaldes y representantes tránsfugas, pareciera no bastarle. Ahora con el sistema de captación de electores implementado por Cambio Democrático (CD) para su tutelado candidato presidencial José Domingo Arias, pretenden someter al elector, a base de persecución, intimidación, inestabilidad, inseguridad, impotencia y chantaje, mientras lo distraen con bolsas de comidas y falsas promesas.

Conociendo que un sistema similar fue utilizado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Nicolás Maduro en las pasadas elecciones, y enterados de los dudosos resultados, cabe preguntar: ¿Con qué propósitos el brasileño Joao Santana, quien fuera asesor en períodos electorales de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, llegó a ser parte del equipo de asesores del tutelado candidato presidencial de Cambio Democrático?

El árbol genealógico de todos los panameños es una base de datos reservada para uso oficial, y José Domingo Arias no tiene por qué disponer de él sin consentimiento alguno. Es atentar y violar la privacidad de la nación. ¿Qué provecho procura o persigue el candidato de Martinelli a la Presidencia, en querer conocer mi fecha de nacimiento, tener mi foto, número de cédula, quiénes son mis padres, hermanos, hijos y conocidos, mi afiliación política, si soy funcionario, si soy beneficiario o tengo algún familiar beneficiario de las indignas populacherías de su paternal jefe? Pues solo se desprende una repuesta. Revivir las prácticas del terror fascista antes enumeradas y que aquellos indiferentes electores no advierten, tal vez por la indigencia moral que padecen, su baja estima y poco aprecio por su vida y de sus familiares.

La demanda contra el Tribunal Electoral por parte del rastrero grupúsculo de la autocracia denominado “Panamá Avanza”, contra las normas del Sistema de Verificación de Identidad, solo persigue justificar el ilegal “sistema de captación de electores diseñado por la autocracia”, que como dije, revive viejas y nefastas prácticas fascistas de sometimiento, como las impuestas por Nicolás Maduro en Venezuela. El 4 de mayo tú decides: “Libertad o sometimiento”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código