EMPRENDIMIENTO

Mercado laboral exige creatividad e independencia: Yolimar Novoa García

En este mundo globalizado, en el que la competitividad laboral es cada vez mayor, no basta con tener un título universitario para ser incluidos dentro del mercado laboral.

Es una realidad que debemos estar a la vanguardia de las nuevas tecnologías y conocimientos para “no quedarnos atrás”. Entonces, ¿por qué no estudiar una maestría? Es una pregunta que se hacen muchos universitarios con cierta experiencia laboral, conscientes de la gran competencia que hay en la actualidad y que la oferta laboral se está viendo superada por la demanda existente. Según datos de la Contraloría General de la República, la tasa de desocupación laboral en 2013 fue de 4.1%, la que ascendió en 2014 a 4.8%. La mayor cantidad de desocupados son jóvenes entre 15 y 29 años.

La pregunta que todos debemos hacernos es: ¿Realmente estudiar una maestría garantiza el puesto de trabajo que aspiramos tener? La respuesta es: “No necesariamente”. No nos asegura el ingreso, ascenso ni aumento de salario. En lo que ayuda al profesional es a desarrollar sus capacidades para lograr un mejor desempeño y, por ende, optar a un mayor crecimiento laboral con sus consecuentes beneficios. Una maestría es una herramienta que brinda conocimientos en un área específica para la solución de problemas tanto de la vida cotidiana como laboral, y permite profundizar, teóricamente, con innumerables instrumentos a uno o varios campos del saber. El estudio académico va mucho más allá de lo teórico. Brinda herramientas para fortalecer capacidades gerenciales, competencias, así como habilidades de liderazgo, proactividad, trabajo en equipo, administración del tiempo, pensamiento estratégico e innovador.

Los facilitadores alientan al estudiante a ingresar al mundo laboral independiente, y sabemos que en este país hay abundantes oportunidades de emprendimiento. Indudablemente, enriquece la vida de cada estudiante que decide escoger este camino, pues toca esa parte que siempre dejamos de último en nuestras prioridades: nuestra persona. Aprendemos a conocernos, a saber qué fortalezas y debilidades tenemos y cómo hacer para dar al mundo la mejor versión de nosotros.

Finalmente, enriquece a nivel profesional y personal, dilucidando nuevas realidades de lo que tienes y quieres. Debemos preguntarnos: ¿quiero ser un empleado o emprender mi propio negocio? Ser independiente no es una tarea fácil, pero debemos tomar los riesgos necesarios para cumplir nuestros sueños, porque ellos están allí, esperando que conozcamos nuestras limitaciones para derribarlas e ir más allá de nuestra zona de confort. Reflexionemos: ¿qué estamos haciendo hoy que nos acerque al lugar donde queremos estar mañana?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código