COMPOSICIÓN DE LA CSJ

La vida después de Moncada Luna: Regina Sofía Liakópulos Araúz

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) está compuesta por nueve magistrados, sin embargo, con el encarcelamiento de Alejandro Moncada Luna tiene uno menos. De esos ocho magistrados, cuatro fueron nombrados por el entonces presidente Martín Torrijos, y otros cuatro, por Ricardo Martinelli.

Ante esta falta, el actual mandatario, Juan Carlos Varela, debe designar ahora a un magistrado que ocupe el lugar de Moncada Luna. Posteriormente, en diciembre de 2016, le tocará hacer dos nuevos nombramientos porque se les vencerá el término a los magistrados Víctor Benavides y Harley Mitchell, ambos designados por Torrijos en el año 2006.

Varela tiene la gran tarea de reparar la CSJ con las correspondientes designaciones de nuevos magistrados. Al elegir personas con las cualidades necesarias se evitaría que se repita la bochornosa situación de contar con un magistrado de la CSJ preso por enriquecimiento injustificado, cosa que nos hace cuestionar la imparcialidad de sus fallos, su independencia e incluso todo el sistema.

Muchas personas se sorprendieron al conocer este caso, pero, ¿por qué no lo hicieron cuando lo nombraron? Esta es una realidad que se pudo haber evitado, si no lo hubiesen considerado para el puesto, dado su historial. Sin embargo, personas como él pueden llegar a ser magistrados de la CSJ, pues la Constitución lo permite al establecer requisitos básicos para el cargo.

La Constitución dispone cinco requisitos para ser magistrado de la CSJ, en su artículo 204, estos son: ser panameño por nacimiento; haber cumplido 35 años de edad; hallarse en pleno goce de sus derechos civiles y políticos; ser graduado de derecho y, por último, haber completado 10 años de ejercicio de la profesión. De considerarse solo estos requisitos, aplicarían muchas más personas de las que verdaderamente le harían honor al puesto. Por esto, estamos obligados a tomar otras destrezas en consideración y creo que la búsqueda de la persona adecuada va mucho mas allá de su género. Debemos diseñar, como sociedad, el perfil del magistrado.

Para mí un magistrado debe tener integridad moral, independencia, imparcialidad, contar con espíritu analítico, capacidad lógica, historial de comportamiento ético y ausencia de controversia. Podemos exigir que haya escrito libros y tenga capacidad argumentativa. No se le puede olvidar que él es un servidor y que no está ahí para seguir su agenda propia.

Considero que es esencial tomar en cuenta la participación ciudadana. Hay que investigar a los candidatos y analizar su trayectoria. Tenemos derecho a opinar y exigir que se tome en consideración nuestras opiniones.

Creo que después de lo ocurrido el pueblo panameño estará más vigilante de las futuras designaciones, porque conocemos la importancia del cargo y la repercusión que tiene su selección. No nos podemos dejar sorprender, participemos y tomemos acción en el nuevo nombramiento.

¿Cómo será la vida de la CSJ después de Moncada Luna, seguirá igual o, por fin, cambiaremos el rumbo de la historia?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código