MENSAJE

Navidad, ¿escándalo para algunos?: Carlos Vargas Vidal

Temas:

La mejor noticia del año, y la de todos los años, es el aniversario del nacimiento del hijo de Dios en carne mortal, quien se encarnó en el seno de la virgen María para estar entre nosotros. ¡Y tan solo por amor a nosotros!

Decir que Dios es malo o no existe, porque permite durante estos tiempos de Navidad, y durante otras fechas del año, desgracias personales, como la matanza reciente de niños, es desconocer la razón única y primera del parto de la santísima madre de Dios.

El misterio de la Navidad nos revela el esplendor de la gloria de Dios, cuyo verbo inefable, Jesús, su Niño Santo, nos transmite la obra inexplicable e indescriptible de nuestra salvación eterna. ¡Tan fehaciente y esperanzadora! ¿Acaso el hombre y la mujer deberían vivir sin fe y esperanza alguna?

Guiados por esa sabiduría celestial; nada sin ella; podemos sentir, mas no ver, que el corazón humano nos habla de ese renuevo del tronco de Jesé, hecho niño en Belén, que nos ama inmensa y fraternalmente, y como hermano nos da los medios para deshacernos de esa servidumbre del pecado.

Dios ha sido, fue, es y será, por toda una eternidad, el único, inmutable, verdadero Dios y verdadero hombre. Y es a su vez un padre sin igual. Perfecto y compasivo. Que pone a prueba a sus hijos buscando en ellos que sean merecedores de su gloria y perfección.

Perfección que no se entiende ni la entenderá la necedad. Porque el hombre, sin piedad ni humildad, no será capaz de comprender los designios ni la capacidad de Dios (Mt 11, 25); quien nos ama tanto que nos da la libertad de escoger entre el bien y el mal. Es decir, entre la salvación y la perdición. Y respeta con ese amor inentendible nuestra decisión.

¡Pero no! Queremos hacer el mal. Regocijarnos en el mal. Y estando dentro del mal preguntamos todavía: ¿Por qué Dios permite que el mal triunfe? Por eso es que Dios prefiere al pobre que no vive para la abundancia de bienes y de placeres terrenales ni está contaminado con la malicia de este mundo.

No obstante, tanto amó Dios al mundo que sacrificó a su único hijo para salvarnos. Esa es la perfección que nos cuesta tanto entender. Y ese es también el escándalo que muchos hombres y mujeres no logran superar; quedando, pues, la Navidad como un signo de contradicción para muchos. Y trampa que pone en el camino el enemigo del hombre (Satán).

Así es como le hace creer que su concepción nihilista, relativista y pesimista de la vida es la correcta. Siendo así, según una mala concepción de la vida, cree, como el chancho, que vivir en medio del fango es lo correcto. Nosotros, en cambio, decimos: ¡Grande es tu origen, señor, en medio de un humilde pesebre!

Veritas Prima.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013