¿CERTEZA DE CASTIGO?

Noriega no debe regresar todavía: Carlos E. Rangel Martín

Considerando, entre otros ejemplos, las múltiples leyes y destituciones decretadas en violación de nuestra Constitución, la impunidad de todos los que perpetraron la masacre de Bocas del Toro, los negociados del Corredor Sur y la cinta costera, y la persecución de varios periodistas por haber denunciado numerosos desmanes gubernamentales, Panamá no es un estado de derecho, sino de hecho; y traer a Manuel Antonio Noriega bajo estas circunstancias, le abre la posibilidad a más trastornos a nuestro país.

El riesgo más temido por la mayoría de los panameños, es que Noriega, siendo una persona acaudalada (los abogados que lo defendieron en Estados Unidos y en Francia han debido costar varios millones) y, probablemente, teniendo todavía un considerable número de amigos y contactos en Panamá, podría negociar su libertad muy fácilmente, lo que constituiría una burla a los familiares de sus víctimas y a la comunidad panameña e internacional.

Gústenos, o no, Noriega es un producto de las desigualdades e injusticias sociales en Panamá y, también, del indebido intervencionismo del Gobierno estadounidense en nuestro medio; por consiguiente, nadie puede demandar “hacerlo pagar ojo por ojo”.

Lo que todos sí debemos exigir, para la mayor tranquilidad de nuestra ciudadanía, es que no se le conceda libertad para seguir haciendo el mal, ya que a lo largo de su carrera demostró una perversidad nunca imaginada.

De conservar suficiente dinero y de guardar suficiente rencor, no sorprendería si Noriega intentara aprovechar una injusta libertad para atentar contra nuestra incipiente democracia. Habiendo, seguramente, concebido el incendio de El Chorrillo en diciembre de 1989, al estilo militar medieval, no puede descartarse ninguna posibilidad.

Pero, aun si a Noriega le impidieran la plena libertad, existe otro peligro, quizá mayor, que todos los panameños debiéramos considerar: Primero, Noriega debe tener registrados los delitos cometidos por innumerables personas cuando él estuvo en el poder y, probablemente, antes que él llegara al poder.

Segundo, además de la propaganda masiva, el chantaje es una de las herramientas preferidas de nuestro actual gobierno, como todo indica que sucedió cuando el alcalde de San Miguelito, quien, tenía numerosos expedientes en su contra en los tribunales de justicia, corrió a cambiarse del Partido Revolucionario Democrático al partido Cambio Democrático.

Tercero, el diputado panameñista José Blandón denunció cómo, incluso, nuestro Presidente lo amenazó con darle curso judicial a un expediente en su contra, de no seguir órdenes. Consecuentemente, este gobierno probablemente podría “caer en la tentación” de querer utilizar a Noriega para chantajear a muchos panameños.

Lógicamente que, si Noriega no aceptara cooperar, probablemente tratarían de chantajearlo a él, amenazándolo con un peor trato; únicamente que, en este caso, nuestros gobernantes correrían el peligro de que Noriega tratara de gestionar un magnicidio o algo semejante.

En conclusión, opino que sería una gran imprudencia de parte de los gobiernos de Francia y de Estados Unidos si permitieran que Noriega regresara a Panamá, mientras no tengamos un gobierno considerablemente serio, honesto y respetuoso de los derechos humanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código