ANIVERSARIO

´Normal augusta, templo sagrado´: Nelson Caballero Díaz

El 5 de junio de 2013 se conmemora un hecho histórico que generó una revolución educativa en nuestro país: el nacimiento, en 1938, hace 75 años, de la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena, localizada en Santiago, provincia de Veraguas. Originalmente se le denominó Escuela Normal de Santiago, no obstante, a partir de 1941 oficialmente se llamó “Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena”, a la memoria de ese gran estadista expresidente de la República, quien falleció el 16 de diciembre de 1939. Mediante Ley 54 de 12 de diciembre de 1984 se elevó a la Escuela Normal J. D. Arosemena de Santiago como monumento histórico nacional.

A manera de información histórica, el primer director de la Escuela Normal J. D. Arosemena fue Agustín Álvarez Villablanca, profesor chileno, que conformó un cuerpo docente con profesionales chilenos y locales que hicieron de la enseñanza una vocación, motivo de sacrificios y dedicación hacia la formación de maestros de educación primaria, beneficiando a sectores humildes de la ciudad y del campo, transformando las estructuras sociales y promoviendo a sectores humildes de la provincia de Veraguas, particularmente, área geográfica en que la miseria, pobreza y marginalidad constituían una réplica en miniatura del subdesarrollo mundial.

El primer director del plantel, profesor Álvarez Villablanca, al pronunciar su primer discurso con motivo de la toma de posesión en su importante cargo dijo: “La Escuela Normal es una de las manifestaciones más elocuentes de este espíritu constructivo y de progreso de que se hallan animados los pueblos y gobernantes de Hispanoamérica”.

Realmente es un mensaje profundo, con una gran visión de futuro, porque evidentemente la Normal de Santiago se convirtió en una Meca educativa del interior del país, que se llenaba de estudiantes humildes de toda la república. Miles de egresados de este prestigioso plantel educativo participan como agentes de cambio hacia la construcción de un país y una sociedad más humana y justa. La Normal generó un semillero de educadores dispersos por toda la república, moldeando a los niños y jóvenes en procura de un mejor futuro, egresados que hoy son profesionales de la educación, economía, administración, finanzas, medicina, ingeniería, arquitectura, abogacía y otras profesiones que han contribuido al desarrollo integral del país.

Incluso, destacadas personalidades egresadas han ocupado cargos importantes en el devenir histórico-político del país. Se lograron los frutos que concibió su creador.

Es evidente que la Normal de Santiago requiere de un proceso de transformación que le permita adecuar sus programas educativos a los nuevos tiempos. Hay que prepararse para esta época moderna, exigente, un mundo globalizado, cambiante y en el que el desarrollo tecnológico es parte inherente al hombre y a la sociedad.

El próximo 5 de junio de 2013, para celebrar con júbilo las bodas de diamante, se llevará a cabo un amplio programa de actividades religiosas, culturales, educativas, deportivas, folclóricas, recreativas y murales alusivos a la fecha. Se darán cita el personal docente, administrativo y educando, así como exprofesores y egresados de todo el país, para conmemorar juntos este trascendental hecho histórico. Ha sido inmensa la espiritualidad imperante en la Normal de Santiago, que sus alumnos y egresados la llevaremos siempre en nuestros corazones como nuestra alma máter.

Allí está la Normal Juan Demóstenes Arosemena, como un ser viviente, lleno de promesas, ilusiones, inmersa en una hermosa historia que hoy recordamos con vehemencia, honor y gloria. La Normal de Santiago, con su frontispicio estilo barroco, con sus leones que custodian la entrada, sus hermosos y amplios jardines y sobre todo, la estatua del indomable indio Urracá, símbolo de nobleza, lucha y rebeldía.

Retomo el título del presente artículo con el coro del Himno de la Escuela Normal, escrito por Teresa López de Vallarino y con arreglo musical de Alberto Galimany, que reza así: “Normal augusta, templo sagrado, fuente inefable de inspiración, faro y antorcha, sol esplendente, de nuestra Patria, la redención”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código