DERECHOS HUMANOS

Odisea y drama de cubanos: Xavier Sáez-Llorens

La odisea que enfrentan los cubanos cuando se arriesgan a salir de su tierra y buscar el sueño americano, merece ser enmarcada como el más intrépido símbolo de libertad de los tiempos modernos. Tener que emigrar de tu país natal por razones políticas, ideológicas, económicas o sociales, aparte de ser una decisión extraordinariamente difícil, refleja la flagrante violación de derechos humanos básicos que acontece en el entorno del aventurero. El drama que actualmente experimentan los exilados en Centroamérica es un asunto complejo que no admite valoraciones sencillas. Detrás del vergonzoso problema, subyace la bochornosa complicidad del gobierno castrista con sus adláteres en Ecuador y Nicaragua, la pasmosa parsimonia de las naciones de tránsito, y el ostensible inmovilismo estadounidense para aplicar correctivos salomónicos de manera rápida. Mientras todos miramos para otro lado, miles de ciudadanos apátridas procuran reubicar sus proyectos autónomos de felicidad fuera de la isla, valiéndose de un éxodo tan valiente como peligroso.

Las imágenes traumáticas de los pobres cubanos huyendo de la ferocidad de policías antimotines nicaragüenses y respirando la toxicidad de gases lacrimógenos, con la particularidad de que esta estampida contiene niños pequeños y mujeres embarazadas, resultan conmovedoras para cualquier observador imparcial. Desesperados por la interminable dictadura que padecen por más de cinco décadas, adoctrinados desde la infancia a aceptar la imposibilidad de cambiar el statu quo, incapacitados ahora para tramitar visas americanas y asustados porque presagian la derogación de la Ley de Ajuste Cubano, esta desilusionada gente explora todos los senderos imaginables para alcanzar el territorio yanqui. Ellos desafían todavía la ruta patrullada del estrecho de Florida, atraviesan el tormentoso Paso de la Mona entre República Dominicana y Puerto Rico, navegan hasta la casi impenetrable frontera mexicana o, recientemente, por medio del negociado de salvoconductos en Ecuador, transitan las áreas selváticas y los pasajes inhóspitos del corredizo centroamericano entre Colombia y Río Grande. En este último camino, los exiliados han resistido todo tipo de inclemencias, desde enfermedades, torturas, robos, secuestros y hasta violaciones. Algunos de nuestros países, exhibiendo caridades plañideras pero aplicando tímidos denuedos, otorgaron permisos a estas caravanas para proseguir hacia el norte, hasta que, súbitamente, Daniel Ortega decidió cerrar a la fuerza el paso nicaragüense.

El gobierno de Raúl Castro, fiel a su costumbre oportunista, parece buscar un rédito político con esta crisis, pero jugando con el sufrimiento de sus propios compatriotas. En el fondo, la aspiración del régimen castrista es eliminar el andamiaje legal del bloqueo/embargo, quizás porque la remoción de este obstáculo económico originaría una circunstancia única para una élite de camaradas en proceso de aburguesamiento. Esta pródiga emigración parece ser utilizada como chantaje para obtener todas las concesiones posibles de Washington antes de que Obama salga de la Casa Blanca. Pero, en un año electoral, la táctica corre el riesgo de que Donald Trump saque provecho e incremente su probabilidad de derrotar a Hillary Clinton en el sufragio venidero. La dictadura cubana siempre ha manejado la suerte de sus emigrantes como comodín político para justificar opresiones y como caja menuda para superar el descalabro económico de la isla. Lo que está sucediendo actualmente, sin embargo, no debe interpretarse como una cuestión de estrategia política o conceptualización ideológica, un asunto de izquierdas o derechas, o un debate entre mentalidades pro y antiimperialistas. Es, tristemente, un dilema entre lo humano y lo inhumano.

A Panamá le ha faltado contundencia y celeridad diplomática para dirimir la suerte de los exiliados cubanos que transitan por nuestro istmo. Como resultado, un grupo se concentra en Puerto Obaldía, en proximidad a una veintena de casos de infección por el virus zika en región Guna Yala y el otro en Paso Canoas, expuesto a un brote del virus de influenza A-H1N1. La presencia de infantes, gestantes, ancianos e individuos desnutridos dentro de la colectividad de refugiados, propicia el desarrollo de complicaciones por estas y otras enfermedades circundantes. El Ministerio de Salud, afortunadamente, ha empezado a tomar medidas de prevención para mitigar potenciales afecciones que agraven la situación de los peregrinos, mientras las autoridades gubernamentales apuran el remedio de una crisis que ya lleva más de dos meses de haberse iniciado. El tiempo transcurrido refleja también la enorme debilidad del Sistema de Integración Centroamericana y la habitual inercia de la Organización de Estados Americanos en la resolución de los numerosos conflictos que ocurren en este hemisferio.

Los idealistas del comunismo siempre han defendido la importancia de asegurar derechos igualitarios para todos sus ciudadanos. El problema es que, tradicionalmente, esa homogeneidad ha sido conseguida bajando los estándares sociales individuales, nunca subiéndolos. El masivo éxodo de su gente constituye la mejor evidencia del fracaso ideológico. Ni siquiera los valores de educación o salud son tan preciados para el ser humano como el hecho de sentirse libre. Como decía José de San Martín: “cuando hay libertad, todo lo demás sobra”. Al final, tenía mucha razón el premio nobel Milton Friedman cuando señalaba que: “una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad, nunca obtendrá ninguna de las dos cosas”. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código