´DEJA VU´ EN SALUD Y EDUCACIÓN

¿Pacto en el cementerio?: Franklin Espino H.

Predomina la pasión y la ignorancia en el debate en salud y educación, con mucho pesar; una vez que tenemos a gente capacitada para ambos sectores prefieren la confrontación, mientras que el país se sume en la incertidumbre, rodeado de mucho dinero en una danza de millones.

¿Los ciudadanos panameños no comprendemos que es necesario un pacto social por la salud y la educación? ¿Lo haremos sobre las cenizas?

Desde hace varios años hay debates, diálogos en salud y educación y ¿cuánto consenso hemos logrado? Todos los actores, sin excepción, se enfocan en intereses particulares, no en la esencia de los valores centrales del desarrollo del ciudadano panameño y su verdadero bienestar.

El avance entre quinquenios está determinado por los planes políticos y miopes de la mayoría de los partidos (no pueden incluirse todos, hay muchos panameños honestos que quieren a su patria). Si hubiésemos progresado, con mayor fortaleza, estaríamos en la fase de implementación de acuerdos nacionales que nos darían un respiro y mayor tranquilidad, pero parece todo lo contrario.

El deterioro de la gestión pública cabalga, y somos espectadores pasivos de un deterioro progresivo y peligroso de ambos sectores (salud, seguridad social y educación), ante los ojos de los que allí laboramos, de los pacientes, de los educandos y sus defensores, de los gremios y de las autoridades. Es necesario un cambio serio, verdadero y coherente, para que no existan conflictos de intereses y no prime el status quo que le es conveniente, aparentemente, a la mayoría.

La historia patria nos ha enseñado que hubo ciudadanos que se empinaron y no cifraron el mérito en no caerse nunca, sino en haberse levantado cuando se habían caído, como lo planteó nuestro ilustre paisano Belisario Porras.

Tenemos que seguir preguntando cada amanecer ¿qué puede hacer el Gobierno o la patria por nosotros o qué podemos hacer cada uno por la patria?

La salud y la educación, como problemas de Estado, son tan y más importantes que la marina mercante y el Canal de Panamá. ¿Cuántos países tienen un Canal y cuántos países tienen un sistema educativo, de salud y seguridad social mejor que el nuestro?

¿Nos estamos preparando, en educación y salud, para la avalancha de inmigrantes, obreros, técnicos y profesionales que han sido preparados en otras latitudes y que la globalización hace de esta patria su hogar? Bienvenidos sean los que vienen a contribuir al desarrollo del país.

En salud he planteado que se requiere una organización fuerte y competente que contribuya al desarrollo profesional de todos los funcionarios del Ministerio de Salud y de la CSS, de tal manera que el reconocimiento, motivación y el incentivo logren ofrecer a nuestros pacientes, a la familia y a la población cuidados de salud que contribuyan a su bienestar.

Los gremios y los colegios profesionales debemos mantenerlos alejados de la politiquería barata y chabacana; dedicarnos cada uno a sus objetivos fundamentales y, en lo que respecta a los médicos, considero conveniente que impulsemos el Colegio Médico y trabajemos en la dimensión de la ética, la academia, la investigación y la gestión clínica como roles primordiales.

Desde hace años lo hemos escrito y publicado, vemos un deterioro progresivo del sistema en el que trabajamos y del factor humano que es la interrelación entre el ambiente laboral, los equipos, los insumos y el recurso humano.

Reforzar el Colegio Médico de Panamá, con la participación de todos sin sectarismos partidarios ni ideológicos, nos puede permitir un desarrollo más avanzado de nuestra profesión, también, participar más activamente en recomendaciones técnicas y científicas, tanto al Minsa como a la CSS.

Un instituto de desarrollo profesional y de la práctica clínica nos permitiría integrar conceptos para el mejoramiento del recurso humano, de la gestión de los hospitales, de la atención primaria en salud, de la plataforma tecnológica, de la estandarización de la práctica clínica para evitar errores y dar seguridad a los pacientes. Ya se ha planteado antes.

¿Tendremos algún día todas las escuelas y todos los hospitales en las condiciones propias de un país civilizado? ¿Cuándo un político tendrá la autoridad moral de pedirle a los ciudadanos que piensen y trabajen por y para su patria, como lo hizo en su tiempo el gran estadista John Fitzgerald Kennedy?

Aparentemente, nadie quiere privatizar la institución CSS, pero ¿qué y cuánto hacemos en el día a día para mejorar su prestigio, confiabilidad y efectividad? ¿Parece un deja vu? ¿Alguna vez sucedió algo similar? ¿Qué se ha hecho desde ese entonces hasta ahora?

Las crisis y los caos tienen manejo y gobernabilidad y de allí se tienen que traer soluciones permanentes. Que la crisis no se resuelva, cambio y fuera. ¡Eureka!

La historia se repite en espiral. ¿Cuánto nos cuesta? Que la crisis crónica no se convierta en un tsunami, pero tampoco hagamos una fiesta y destruyamos una institución sin la que no puede sobrevivir nuestro país.

Como lo planteó Simón Bolívar en otras palabras, sin seguridad social no habrá justicia social, componente también de la seguridad pública.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código