FALTA DE TRANSPARENCIA

Panamá: los ‘papers’ y Odebrecht: I. Roberto Eisenmann, Jr.

Los Panama Papers nos indignaron: “¡No es el país!”, gritábamos. “¡Es un bufete de abogados!”.

El Gobierno demoró, pero la Cancillería armó una bien pensada posición internacional: “El problema de evasión y corrupción es un problema del mundo, y como el mundo es nuestro mercado, Panamá está más que dispuesta a examinar sus leyes y reglamentos, y hasta a liderizar una propuesta de soluciones a los nuevos problemas de ese mundo”. Armó una comisión internacional/nacional copresidida por los prestigiosos Stiglitz y Alemán Zubieta, con la obligación de un preinforme en tres meses, y uno final en seis.

Frente al golpe de Francia, el presidente Varela se pegó al teléfono a hablar con presidentes y primeros ministros amigos... y –por supuesto– la casi totalidad de los panameños apoyábamos esta reacción y acción internacional de nuestro gobierno.

Entonces vinieron –como contrasentido– dos nuevos contratos para Odebrecht. Uno, del Municipio de Panamá¡para construir aceras!, y otro del Ministerio de Obras Públicas para carreteras. Siguió el debate final de la nueva Ley de Contrataciones Públicas. Como los nuevos contratos a una empresa cuyo modelo de negocios (comprobado por fiscales y jueces brasileños) es el de contratos públicos a base de coimas (incluso con un departamento especializado en coimas con offshores por el mundo entero, incluyendo –por supuesto– a Panamá), se daban porque “la ley no contempla desacreditar licitantes corruptos”. ¡Era justo el momento propicio para corregir en la ley este ventanón que existía para los corruptos!

El Ejecutivo manda a la Asamblea un proyecto blandengue, que corrige algunos problemas, pero ignora por completo la ventana que permite seguir contratando a Odebrecht. Los argumentos fueron varios. Primero: “Las leyes no se hacen con nombre propio”; de acuerdo, pero ignorar la ventana usada por una empresa contratante cuyo presidente fue condenado a 19 años de prisión es, precisamente, legislar con nombre propio. Sigue el argumento de que podría dejar en el limbo importantes obras en proceso, como línea 2 del Metro, Colón, la línea de Transmisión, y otros… y finalmente el SAP, sistema electrónico en vías de completarse en entidades públicas con condena en Estados Unidos, etcétera.

En los debates, la Cámara de Comercio, Transparencia Internacional, el Movimiento Independiente (Movin) y otros ofrecieron amplias redacciones para lograr el propósito sin afectar obras en proceso. Incluso ofrecieron redacciones –con ese mismo propósito– el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y otros.

Un grupo de seis diputados de tres bancadas, y la diputada independiente ofrecieron un ajuste... y el debate se trancó. El Ejecutivo, representado por los ministros de la Presidencia y de Economía, insistían en que no se podía incluir ninguna redacción que cerrara el portón que llevaba nombre propio. La votación: 38 diputados votaron con el Ejecutivo para dejar el portón de la corrupción abierto, cinco diputados se acobardaron y se abstuvieron, y solo seis dijeron “no” a la coima. ¡Una vergüenza nacional! Un contrasentido total a la posición internacional de transparencia iniciada. Ahora que estamos en el escenario internacional hemos dicho: “Sí... continuaremos dando contratos a la empresa más reconocida internacionalmente, como comprobadamente corrupta”, ¡con la excusa de que la ley no lo prohíbe!

Y lo que es aún peor: Se resquebrajó ese apoyo total de la ciudadanía al programa internacional de transparencia promovido por el Gobierno. La venta internacional de nuestra transparencia nunca puede ser efectiva, si internamente ni la propia ciudadanía cree en la misma.

Aún se está a tiempo para corregir el contrasentido, pero imagino que al oído del presidente habrá siempre aquellos que le soplan: “Déjelo así, que no pasa nada, presidente”... “fíjese, que con el lío de los magistrados de la Corte y Ayú no pasó nada”.

Las vivezas y errores en función de gobierno siempre son acumulativos.

No pasa nada, hasta que un día... ¡pasa! ¡Lástima!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código