SEGURIDAD ALIMENTARIA

Panamá y su sector agropecuario: Carlos E. Muñoz Arango

Panamá es un país en el que el sector terciario o de servicio es el más desarrollado y en el que el sector primario está abandonado. Habría que preguntarse, por qué tenemos un sector primario descuidado o con ciertas deficiencias. Estudios señalan que el sector agrícola no ha sido favorecido como debiera ser.

En nuestro país, los pequeños productores son los que más sufren porque no tienen los recursos necesarios. Algunos de los problemas que frecuenta el sector productivo es la venta de sus rubros, el apoyo gubernamental y la especulación por intermediarios.

Aquí el productor generalmente tiende a sembrar y cosechar, y luego busca a un comprador, y mientras lo hace la cosecha se va deteriorando. El apoyo por parte del Estado es deficiente porque faltan técnicos para dar servicio de extensión, dinero, faltan programas de ayuda al productor y a su familia, así como subsidios agrícolas que disminuyan el costo de producción, con ventajas para el precio final al consumidor.

Por último tenemos la especulación por intermediarios, que es simplemente vender algo a un mayor precio de lo que debería ser. Para que un producto del área rural de un pequeño agricultor llegue al Mercado Agrícola Central pasa por varias manos: el sembrador, el intermediario que compra en la zona, el que transporta hacia la capital y por último quien lo compra en el mercado (en el peor de los casos ocurre esto).

Lo máximo que recibe el productor es la mitad del precio del intermediario, presumiendo que el negocio se haya realizado entre el agricultor y vendedor del mercado. Mientras menos coseche el productor, a mayor precio vende su cosecha. Estos problemas, sumado a los Tratados de Libre Comercio (TLC) y el Tratado de Promoción Comercial con los Estados Unidos, son una amenaza para los agricultores. No nos parece válida la tesis de importar todo y desatender al sector agropecuario.

Aquel que trae del exterior un producto puede ponerle el precio que sea, aunque con ello cause fatalidades al sector agropecuario. Renglones como la leche, papa, cebolla, arroz, maíz, entre otros, están en desventaja porque con la importación, el productor nacional cae ante los precios del importador que los puede vender a un precio más bajo.

La seguridad alimentaria es imprescindible para un país, y este no solo debe depender de las importaciones de alimentos. Ningún país debería importar productos si existe oferta nacional que cubra la demanda del mercado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código