MAL SERVICIO

Paso Canoa, una frontera espeluznante: Diógenes Sánchez Pérez

Por razones de estudio y limitados recursos financieros, soy uno de los cientos de personas que cruzan la frontera de Paso Canoa para realizar los trámites correspondientes de migración y aduanas. Esta frontera, considerada la “puerta de entrada a Centroamérica”, revela una de las calamidades más vergonzosas que tienen que enfrentar los cientos de turistas que, a diario, atraviesan esta importante vía de comunicación para ingresar a nuestro país.

El espectáculo que se aprecia es bochornoso: una oficina de migración que tiene a una sola persona atendiendo en ventanilla. Esa persona debe hacer los trámites de los cientos de viajeros que llegan ya sea por Ticabus o Panamá Express y ¡Ay si llega otro autobús de excursión turística!, porque el despelote se vuelve espeluznante.

Aunado a lo anterior, los funcionarios del servicio de Aduanas revisan los equipajes en un cuarto sumamente pequeño que, por la cantidad de maletas que llevan los pasajeros, se asemeja a una mazmorra. Pero el panorama se torna más tétrico, debido a la caída frecuente del sistema informático en Migración, lo que hace de esta frontera un verdadero calvario para los transeúntes y –como si fuera poco– por los cortes de electricidad que se producen de forma constante en el área, tenemos que esperar entre tres y cuatro horas hasta que se reanude el servicio eléctrico.

¿Es esta la imagen que la Autoridad de Turismo de Panamá quiere dar a los turistas? Cuando llegan los visitantes, la primera impresión que tienen de nuestro país es la de una pésima atención en el servicio de Migración y Aduanas. ¿Qué pensarán del resto de los servicios públicos? ¿Cómo es posible que una fonda de frituras, ubicada a un costado del servicio de Migración, tenga planta eléctrica, pero el servicio de Migración y Aduanas queda paralizado cuando se va la luz.

¡Qué vergüenza!, cuando los turistas tienen que sentarse en el piso, porque no hay ni siquiera bancas para esperar el tormentoso trámite burocrático. ¿Dónde están los millones de dólares que se incautan en Aduanas? ¿Por qué invertimos miles de dólares en páginas web, promoviendo el turismo, cuando nuestra primera ventana de entrada al país es una verdadera vergüenza nacional?

El Municipio de Barú cobra un dólar por un timbre de turismo a la salida del país, cosa a la que no nos oponemos, sin embargo, ¿Por qué el municipio no invierte en mejorar los servicios de espera a los turistas que ingresan?

Esta situación me deja muchas interrogantes ¿Por qué del lado costarricense, que tiene las mismas limitaciones financieras, el trámite es más expedito y eficiente? ¿Estamos, realmente preparados para fusionar el servicio de Migración y Aduanas? Creemos que el Estado panameño tiene que tener una visión más comprometida con el desarrollo del turismo y ésta empieza brindando un trato eficiente y expedito para los trámites de Migración y Aduanas.

He planteado solamente lo que concierne a los trámites que tienen que ver con estas dos instituciones y el vía crucis que tienen que vivir los turistas. No he mencionado ni siquiera la proliferación de bares, cantinas y prostíbulos que hacen de Paso Canoa un oasis para el consumo de alcohol y drogas.

Ojalá las autoridades responsables resuelvan esta situación, que afecta a quienes no podemos pagar boletos de primera clase en un avión, y se implemente, coordinadamente, una política turística, migratoria y aduanera que le de un trato más digno a los turistas y para que tengan una mejor impresión de nuestro pequeño y hermoso país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Ene 2017

Primer premio

1 5 0 2

CABB

Serie: 19 Folio: 5

2o premio

4686

3er premio

9944

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código