MISIÓN DE PAÍS

Patria es promover la prosperidad del Canal: Arcelio H. Hartley

Por lo que yo considero fue totalmente un designio de Dios, inicié una relación laboral en el Canal de Panamá el 7 de julio de 1969. Ahora, nuevamente, por lo que considero es un designio divino, terminé esa relación laboral el 5 de noviembre de 2015. Estos 46 años y cuatro meses me permitieron una extraordinaria experiencia en esa empresa que llegué a amar y con la que estuve completamente comprometido para que alcanzara su máximo potencial.

Le doy gracias a Dios porque a través de los años pude trabajar con muchos hombres y mujeres valiosos, con los que establecimos no solo una relación de equipo, sino que forjamos lazos de amistad tan fuertes como si fuésemos una familia.

Como canalero de tercera generación, alcancé niveles de éxito que mis progenitores jamás soñaron posible. El Canal me ofreció la oportunidad de escalar desde aprendiz electricista hasta llegar, incluso, a relevar en varias ocasiones el puesto de vicepresidente del Departamento de Operaciones.

Dejo el Canal con satisfacción y orgullo por los logros que alcancé y, sin duda alguna, sé que pude contribuir, particularmente en el periodo de administración netamente panameña, regido por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Pero, también, me voy con un sentido de gran preocupación; similar a la que expresó el presidente Abraham Lincoln en su discurso en el campo de Gettysburg, en medio de la guerra civil de Estados Unidos, cuando dijo: “Hace ocho décadas y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada al principio de que todas las personas son creadas iguales. Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier nación así concebida y así consagrada, puede perdurar en el tiempo”.

En este tiempo de celebraciones patrias no debemos olvidar que nuestro país se separó de Colombia, precisamente, para permitir la construcción del Canal sobre el que se apostaban mejores días para Panamá. No obstante, hoy no puedo evitar sentir que hay fuerzas externas, y, peor aún, fuerzas internas, que amenazan su futuro. Fuerzas que están enfocadas únicamente en intereses personales, dispuestas a manejarse con actitudes egoístas que pueden truncar la posibilidad de que este recurso patrio, importante motor del desarrollo económico, perdure en el tiempo y alcanzar el éxito que se tenía proyectado.

El año pasado, durante la celebración del centenario del Canal, el historiador y profesor, Luis Navas Pájaro ofreció un recuento sobre los 100 años de pilotaje en la vía acuática. (Sería bueno que la administración lo invitara a ofrecer esa presentación a todos los trabajadores). El profesor indicaba, en esencia, que quienes ocupan puestos en el Canal hoy, se deben a tantos otros que nos antecedieron, que con su compromiso en el trabajo en la vía interoceánica y, a veces, hasta con cierto grado de sacrificio, montaron las bases sobre las que llegamos a alcanzar los niveles de éxito que hemos podido celebrar.

El pasado 3 de noviembre, el arzobispo de Panamá José Domingo Ulloa lo dijo de forma más clara en la poderosa homilía que ofreció en el Te Deum de Estado, al inicio de las celebraciones patrióticas. Todo panameño debiera escucharla y meditar sobre ese mensaje. (http://www.tvn-2.com/videos/noticias/Homilia-Jose-Domingo-Ulloa-Deum_2_4338336132. html). Él dijo: “… las fiestas patrias son ocasión para una memoria agradecida. Recordamos a tantos compatriotas que construyeron a Panamá (los que trabajaron en el Canal y los que lograron que el Canal fuera nuestro). Ellos hicieron su parte y nosotros tenemos que decir, sufrimos las consecuencias de sus errores, pero también disfrutamos los frutos de sus aciertos. Ahora somos nosotros los protagonistas. A nosotros nos toca la tarea hermosa de reconstruir Panamá… (No destruirla)”. Los textos en paréntesis son míos.

El Canal debe poder maximizar su potencial para el mayor beneficio de todo un país y no solo para grupos selectivos de personas. Logramos pasar 340.8 millones de toneladas, al cierre del año fiscal 2015. ¿Qué tanto más se habría logrado pasar, si todos hubiésemos remado juntos hacia el éxito total, en vez de que algunos hicieran una campaña hacia el fracaso?

Los insto, compañeros, a que demostremos el mayor grado de patriotismo, al atender todos esos temas que están de moda hoy en al ámbito canalero.

Asegurémonos de hacerlo de tal forma que si un niño de la próxima generación se atreviera a preguntarnos por el significado de la palabra “patria”, respondamos, con alto sentido de orgullo y dignidad, que patria es promover la prosperidad del Canal de Panamá y del conglomerado marítimo que se puede desarrollar a su alrededor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código