CAMBIOS SOCIALES

´Patria terquedad´: Xavier Sáez-Llorens

Hace tres lustros, en una columna titulada inglés, sexo y religión, comentaba del impacto negativo que ejercía la falta de educación sexual sobre la salud pública. Mis detractores, milicias del Opus Dei y fanáticos de la derecha católica, con la complicidad de la jerarquía eclesial, promovieron una campaña de desprestigio e insulto en mi contra, tratando incluso de presionar al director médico, con el argumento de que mi ateísmo era incompatible con las cualidades que debía poseer un pediatra que laboraba en el principal nosocomio infantil. En ese entonces, las estadísticas de embarazos y enfermedades de transmisión sexual (ETS) en adolescentes, ya eran preocupantes. Ahora, debido a la inercia política e indiferencia ciudadana, las cifras son realmente escalofríantes y no muy distantes a las observadas en muchos países africanos. Como, afortunadamente, gran parte de la clase pensante se ha percatado que estamos ante un grave problema nacional y no una confrontación religiosa o moralista, los acérrimos críticos del proyecto de ley han dirigido su belicismo a la supuesta pérdida de la patria potestad y a otros atorrantes delirios.

La patria potestad es un término jurídico, originario del derecho romano, que inicialmente otorgaba a los padres un poder absoluto e indefinido sobre sus hijos descendientes. Debido a casos de esclavitud, abuso y venta de niños, esta facultad dictatorial se fue flexibilizando con el tiempo. Actualmente, los límites a esta norma legal están en función del interés superior y beneficio de los menores, por lo que queda en manos del Estado reducir o suprimir esas concesiones a sus progenitores ante conductas autoritarias nocivas. La intervención estatal es esencial para evitar que jóvenes padezcan incesto o violación por parte de familiares adultos o sean forzados a desertar de la escuela para trabajar y traer dinero a casa. Se protege, además, a infantes que por motivos religiosos o supersticiones parentales no se les permite ser transfundidos (testigos de Jehová) o inmunizados (grupos antivacunas) en momentos amenazantes para su propia existencia.

La negativa o incapacidad de los padres en brindar educación sexual integral cónsona con la era que vivimos debe ser también una poderosa razón para que el Estado asuma esa imprescindible responsabilidad en favor de la juventud, particularmente en colegios públicos donde estudia la gente socioeconómicamente más desventajada, la que más padece las consecuencias adversas de la desinformación en sexualidad.

La evidencia es la manera ideal de abrir hermetismos ideológicos. Las personas inteligentes responden mejor a números que a emociones. Comparto, por tanto, algunos datos. Removamos la venda de los globos oculares. Los jóvenes aprenden sobre cuestiones sexuales de internet, televisión, compañeros y redes sociales. Los tópicos más afanosamente buscados por cibernautas en la web son los relacionados a temáticas sexuales. Con solo escribir la palabra porno en Google se genera una lista de 70 millones de sitios que incitan al placer erótico. Mucha de la información presentada, sin embargo, contiene una cantidad abismal de imprecisiones perniciosas. Tres encuestas poblacionales, conducidas por investigadores panameños en colaboración con organismos técnicos, analizaron los hábitos, conocimientos y mitos que exhibe nuestra juventud en materia de sexualidad y salud reproductiva.

En un sondeo realizado en 2009 a más de 7 mil personas de todo el país, con edades comprendidas entre 15 y 49 años, 75% de los varones y 50% de las mujeres habían iniciado actividad sexual antes de los 18 años. Solo un 35% utilizó métodos anticonceptivos durante las relaciones copulativas. En contraste con los sujetos urbanos, los habitantes de áreas rurales e indígenas raramente reportaron usar protección. Otro cuestionario, efectuado en 2005 entre mil 269 muchachos de 14-19 años, procedentes de planteles oficiales y privados, mostró que 20% comenzó vida sexual activa antes de cumplir 15 años y 12% tenía historia de embarazos previos, casi todos acabando en aborto clandestino. Finalmente, una indagación paralela entre mil 300 niños de 9-12 años, de aulas metropolitanas, reveló que 13% había experimentado algún tipo de intimidad corporal.

En estas encuestas descritas, la probabilidad de exhibir comportamientos de riesgo guardó relación inversa con el grado de nociones en sexualidad. Los adolescentes con más mitos y lagunas pedagógicas fueron más propensos a ejecutar aventuras peligrosas. La escasez de conocimientos explica fielmente las vergonzosas razones para que, en Panamá, cada 40 minutos una menor salga preñada, el sida sea la tercera causa de muerte en adultos jóvenes, la sífilis congénita siga azotando a los neonatos y hayamos fracasado en cumplir con los objetivos del milenio en lo referente a mortalidad materna y progresión de la infección por el VIH.

Lo más placentero para un adolescente es hacer los que sus padres dicen que no se debe hacer. Si se arriesga, empero, lo más sensato es que su futuro no se afecte precozmente por gestaciones no deseadas, abortos provocados, infecciones irreversibles o secuelas psicológicas. La vida no siempre da segundas oportunidades y el arrepentimiento tardío resulta generalmente estéril. La mentalidad de la sociedad debe adaptarse a la temporada que le toca vivir. Por si usted no se percata, transitamos el siglo XXI. Si opta por anclarse en el pasado, sus hijos o nietos seguramente lo despertarán. Espero no sea para darle una mala noticia... @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código