EDUCACIÓN

Pedagogía y contemporaneidad: Blanca A. Camacho C.

Al mantenernos ante cambios permanentes en todo quehacer, el ejercicio de la docencia nos hace reflexionar sobre los conceptos de enseñar, aprender, educar, formar y desarrollar, entre otros que son articuladores de la pedagogía.

Esto significa que se debe fortalecer la capacitación, considerando las categorías propias de las comunidades académicas que se dedican a facilitar el avance de las teorías pedagógicas y el desarrollo de las prácticas escolares, para no vernos excluidos de la contemporaneidad.

La pedagogía se refiere al saber o al discurso sobre la educación. Se entiende, además, como el saber riguroso sobre la enseñanza de una disciplina científica en construcción, con su campo intelectual de objetos y metodología de investigación propios.

Esta disciplina, que conceptualiza, aplica y experimenta todo lo concerniente al acto educativo, se ha constituido en un discurso metódico que articula los problemas y las necesidades socioeducativas a tener en cuenta, estas son: las competencias y subcompetencias; contenidos pertinentes; espacios y ambientes determinados de formación; actividades a desarrollar; medios; formas de organización de los participantes del proceso educativo y los criterios de evaluación, en relación con el maestro y los estudiantes, en un contexto sociocultural determinado.

Estos conceptos articuladores de las teorías pedagógicas se enmarcan en diferentes proposiciones y modelos, constituidos a lo largo de la historia de la humanidad.

Vivimos momentos que nos llevan a reflexionar sobre el proceso de formación y desarrollo humano relacionado con la cultura de nuestro país, de ahí que su naturaleza y fundamentos deben cimentarse desde un enfoque investigativo y socioconstructivo, con una historia crítica de los mencionados conceptos.

Así se contribuirá a la reflexión, análisis y discusión sobre la constitución del saber pedagógico aplicado a nuestros ambientes, y permitirá revalorar la evolución de las ideas comunitarias sobre el proceso educativo y formativo en los diferentes contextos.

También se puede reconceptualizar la tradición y, lo más importante, redimensionar el diálogo con todos los saberes.

Hay que considerar lo pedagógico, reconocer teorías, identificar fundamentos y características de los diferentes modelos, para dar cuenta de la complejidad del proceso educativo y de la necesidad de fundamentar el labrantío pedagógico para la formación de docentes.

La reflexión sobre teorías y modelos de enseñanza en la formación de maestros, replantea la relación educación-pedagogía, ante las prácticas escolares, y muestra la realidad que se establece entre maestros, estudiantes y cultura, como componentes del proceso educativo.

Hay que reconocer que la aplicación de actividades pedagógicas no es uniforme. Tienen marcadas diferencias, a pesar de los componentes comunes que en ellas intervienen, como lo ideológico, lo social, lo político, lo tecnológico y lo científico.

Reflexionar sobre la conceptualización y vivencia de la pedagogía en cada escuela, permite identificar limitaciones y fortalezas en la constitución de los modelos aplicables, para proponer nuevas alternativas en la materia, considerando que la experiencia se da con la práctica y se transforma y se reformula en el aula.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código