PAÍSES ESPÍAS

Personas de interés: Berna Calvit

La olla de grillos que destapó Edward Snowden, el norteamericano de aspecto inocuo, auténtico genio en informática, reveló la existencia de Cinco Ojos, una red global de espionaje conformada por EU, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Era sabido que las telecomunicaciones nos hacen vulnerables al espionaje; algo de eso hemos visto últimamente en Panamá. Lo que ignorábamos es que absolutamente todas nuestras intimidades, ideas políticas, compras, situación económica, negocios, etc. ya no son solo nuestras; desde hace varios años, sin orden judicial de por medio, todo lo que decimos o escribimos utilizando el ciberespacio va a parar a los sistemas de espionaje de varias potencias mundiales.

Las revelaciones en este “friforol” han vuelto a plantear, esta vez con mayor intensidad, los derechos a la libertad de expresión, la privacidad personal y la confidencialidad comercial, industrial, etc. El argumento de los gobiernos que espían es que es necesario hacerlo para prevenir actos terroristas contra la vida humana, instalaciones nucleares, etc. Pero según Snowden no son las únicas y verdaderas razones; el interés de los países espías va mucho más allá; también se espían entre sí organizaciones y gobiernos “amigos”. Acciones, pensamientos o palabras en correos, fotos, chats, videos, etc., trasmitidas por teléfono fijo, celular, Google, Microsoft, Skype, YouTube, Hotmail, Facebook, etc., de todos los ciudadanos del mundo nos convierten en “personas de interés” para ser captados y clasificados en programas como Prism, Tempora, Echelon y otros; es como para considerar volver a escribir en papel y a conversar cara a cara y sin artículos electrónicos cerca. Atrás quedaron los espías de carne y hueso como el famoso Aldrich Ames, topo en la CIA; la Mata Hari, mejor como bailarina y seductora de señores que como espía; Anthony Blunt, culto inglés, autoridad en arte francés que espiaba para los soviéticos; o el tenebroso Edgar J. Hoover (FBI) que escarbó con tenacidad enfermiza las debilidades sexuales de los humoristas Abbot y Costello; las andanzas de Charles Chaplin, Marilyn Monroe, los Kennedy, Frank Sinatra, y de todos los que simpatizaban o creía él que simpatizaban con el comunismo.

Inocentes o culpables, estamos a merced de los patrulleros del ciberespacio y sospecho que no solo allende nuestras fronteras. Se hizo realidad el Gran Hermano de la novela 1984 del escritor británico George Orwell (recomiendo su lectura) que gracias a Snowden está volando en ventas. Lo que han hecho de conocimiento mundial el norteamericano Snowden y los Wikileaks del australiano Assange, han dejado a los gobiernos “en cueros” y desvirtúan sus discursos sobre el respeto a los derechos humanos.

Usted dirá, “Yo no conspiro, no hablo mal de otros gobiernos, solo del mío, de Panamá, porque mire cómo nos tiene...”. No importa. Existe una lista de 400 palabras (la lista en inglés está en la internet) que “brincan” a los sistemas de espionaje, algunas tan cotidianas que son inevitables en una conversación inofensiva. Si digo que “lo pasé bomba”; que tal diputado me parece un “gusano”; que fui al “Marta” (Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, que no sé si todavía existe); que mi comadre vive en Tijuana, o que vi Ayúdame, Calderón en YouTube, tenga por seguro que cayó en las redes de los ojos que todo lo ven porque las palabras bomba, gusano, Marta, Tijuana y Calderón están en la lista.

Al incumplir Snowden el compromiso de confidencialidad que firmó con sus empleadores traicionó a su país, opinan algunos. Otros lo consideran héroe consciente del precio que tendría que pagar; que se jugó el todo por el todo cuando dijo “hasta aquí” porque “no podía en conciencia, permitir al Gobierno de EU destruir la privacidad, la libertad en internet y las libertades básicas de la gente de todo el mundo con esta gigantesca máquina de vigilancia que están construyendo en secreto”. Es aún un enigma si hubo un disparador, un clic inesperado, o si maduró la decisión que lo tiene varado en un aeropuerto de Rusia, como al personaje que encarnó Tom Hanks en la película La terminal con el aeropuerto de New York como escenario. Agravó el caso que varios países “democráticos” (España, Francia, Italia y Portugal) le negaran el espacio aéreo al presidente boliviano Evo Morales por sospechas de que en su avión viajaba el escurridizo Snowden.

¿Lo hubieran hecho de haber sido un infidente de Corea del Norte el que suponían viajaba en un avión presidencial? La totalidad de los países latinoamericanos suscribieron la Resolución de la OEA en apoyo al presidente boliviano, excepto Panamá que, representada en la OEA por Arturo Vallarino, hizo causa común con Estados Unidos y Canadá, que consideran “asunto bilateral” el diferendo entre Bolivia y los países que dejaron a Morales “en el aire”. ¿Afectará la discrepante posición panameña con respecto de Bolivia, la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en Panamá en octubre de 2013? Ya se verá. La política está presente tanto en el caso Snowden como en el ultraje a la dignidad del Gobierno boliviano. Dijo Napoleón Bonaparte que “La diplomacia es la política en traje de etiqueta”. Panamá tendrá que recurrir a la diplomacia para salvar cara ante sus pares latinoamericanos por una decisión política que les dio la espalda. La van a necesitar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código