EN BUSCA DE EQUILIBRIO

Planificación urbana, balance crítico: Wilfredo Grajales

El megacrecimiento de la economía local, junto a ciertos cambios demográficos, presiona el desarrollo urbano y suburbano de Panamá. Es cierto que un mayor crecimiento es positivo, pero puede afectar la calidad de vida de los habitantes y repercutir en materia social, económica y ambiental. Abordaremos algunos ejemplos de esto y de sus posibles implicaciones políticas.

El crecimiento observado no siempre atiende los criterios fundamentales de planificación y desarrollo. Esto conduce a que se afecten las áreas de “reserva ambiental”, que incluye parques y otros espacios públicos. Esto, a su vez, es consecuencia de una fuerte revalorización de los bienes inmuebles y tierras, lo que genera una presión de uso comercial sobre dichas zonas. Esto exige, en primer lugar, una identificación de las áreas que se van a preservar, preferiblemente a través de una amplia consulta popular, para legitimar el proceso, así como definir un estricto cumplimiento de esa zonificación, a posteriori. Lo contrario supondría riesgo para el balance que debe haber entre áreas de construcción y áreas verdes. De hecho, esto ocurre en algunos parques cuyas áreas se destinan al uso comercial o residencial.

Lo anterior demanda políticas para reforzar la institucionalidad, sobre todo, de los municipios y entidades como el Ministerio de Vivienda y la Autoridad Nacional del Ambiente. Cumplir las disposiciones de preservación de áreas verdes, más la prohibición estricta de estacionar vehículos en zonas de tránsito, haría que se prevean más espacios para estacionamientos, y aumentaría el incentivo para destinar zonas no verdes con ese propósito. En resumidas cuentas, la planificación urbana requiere definir la vocación y el uso de suelos y espacios físicos.

Uno de los problemas que enfrenta Panamá es que se desatienden los criterios de planificación por zonas, y se autoriza el desarrollo comercial en áreas residenciales. Esto acarrea un deterioro en la calidad de vida de los residentes y en la seguridad jurídica respecto de la inversión inmobiliaria, en vista de que se alteran los atributos o características originales de las propiedades.

Panamá cuenta con un plan maestro de desarrollo urbano, diseñado a fines de la década de 1980 e instrumentado a principio de la década de 1990, es probablemente que este requiera actualización en virtud del crecimiento y explosión urbana, tomando en cuenta el desarrollo de nuevas infraestructuras, transporte, parques y la preservación del ambiente.

Este ejemplo refuerza la necesaria simbiosis entre el Estado, los mercados y el bienestar colectivo. El mercado por sí solo no asigna de forma óptima ni eficiente los recursos ni fomenta el mejor desarrollo, por eso, hace falta intervenir para el estricto cumplimiento de las disposiciones acordadas. La planificación implica, sin embargo, la seguridad jurídica de los mercados inmobiliarios, que estimulen la eficiencia y la competitividad e imprimen una mayor sostenibilidad al crecimiento.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código