IMAGEN INTERNACIONAL

Política exterior y neutralidad: Javier Barrios D.

Suiza es un país digno de admiración, entre diversos motivos, por su política exterior neutral, lo que le ha debido ahorrar muchos problemas, sobre todo ante la ocurrencia de conflictos y diferendos internacionales.

La política exterior de Panamá, con matices de independencia y progresismo, debió hacer sus pininos a partir de los sucesos de enero de 1964, la que luego Omar Torrijos logró cimentar y mantener, permitiéndole ganar liderazgo a nivel regional y en el grupo de países no alineados y tercermundistas. Ya en democracia, los gobiernos del PRD, con algunas variantes, dependiendo del mandatario de turno, le dieron continuidad, en el marco de la doctrina de la Internacional Socialista–Social Democracia.

El gobierno del presidente Guillermo Endara no tuvo muchas libertades, pues gran parte de su gestión quedó intervenida por Estados Unidos (EU), mientras que Mireya Moscoso, que yo recuerde, se plegó en ocasión del 9/11, cuando el presidente George W. Bush presionó al mundo para que declararan terroristas a las organizaciones que ellos, unilateralmente, calificaran como tal y, finalmente, con el polémico caso de Posada Carriles.

En cambio, el mandatario Ricardo Martinelli solo ha necesitado entre dos y tres años para tirar por la borda todo ese trabajo y el respeto que se había ganado Panamá en el ámbito internacional, principalmente con sus declaraciones en ocasión de su visita a Israel, donde le negó los derechos a Palestina sobre Jerusalén; las que emitió, recientemente, en Japón contra China (el país más poblado y la segunda economía del mundo) y días atrás, con su vergonzoso voto contra el derecho de Palestina de integrase a la ONU (consecuente con su voto anterior en la Unesco), siendo Panamá el único país latinoamericano de los nueve que votaron en contra de esa resolución. ¡Vaya, al fin otra “medalla de oro”! Otro traspié del Presidente fue su declaración, al regresar de Alemania, en la que casi le prometió a la canciller Angela Merkel que el euro sería moneda de curso legal en Panamá. ¡Cuánto desconocimiento del tema!

Estos ejemplos son un claro indicio que nuestro Presidente necesita congraciarse, por no emplear términos más rústicos, con los países que visita y “cuadrarse” con EU y su eje en eventos o diferendos internacionales propiciados o apoyados por esta potencia. Lo más horrible de todo, conociendo su temperamento emotivo y precipitado, es que probablemente en todos estos casos “se ha entregado mansamente”, sin que se lo hayan solicitado, lo cual es realmente humillante.

¿Esa actitud será parte del “cambio” que prometió? Aunque se enmarca perfectamente en su ideología, no lo es exactamente, porque este gobierno camina sin rumbo, sin un hilo conductor (sin planificación); carece de estrategias y políticas pensadas, es más, ni siquiera es táctico. Hasta construyendo obras es desordenado.

El Tratado de Neutralidad del Canal, conveniente para Panamá tal cual se negoció y aprobado por los panameños en un plebiscito, al ser sometido a consideración del Senado de Estados Unidos fue objeto de la enmienda de Concini, que le concede a ese país el derecho de tomar, unilateralmente, las medidas oportunas que considere necesarias, incluida el uso de las fuerzas militares, para mantener abierto el Canal cuando se vea amenazado por cualquier tipo de alteración. Lo que Torrijos denominó “la piedrecita en el zapato”. Los mencionados exabruptos del Presidente y las acciones del ministro de Seguridad contra las FARC son muestra clara de que no se han inmutado en leer el Tratado de Neutralidad del Canal o no lo han entendido o, actuando irresponsablemente, les tienen sin cuidado las implicaciones de este. Además, son incongruentes con nuestra historia y desempeño, nos han aislado del bloque latinoamericano y hemos dejado de ser solidarios con países que atraviesan por situaciones similares a las sufridas por nosotros por casi un siglo. No han logrado comprender que, si nuestro país no es neutral, tampoco lo será el Canal, con lo que nosotros mismos estamos propiciando la violación de dicho tratado.

En algunas “metidas de pata” locales del Sr. Presidente”, la presión de los afectados lo ha forzado a retroceder, pero a nivel internacional no tiene como reivindicar sus desatinos. De continuar con esa política o de salir otro “loco” en el 2014, los afectados podrían, Dios nos libre, pasarnos la factura, poniendo en riesgo la operación del Canal, dando margen a que EU ejerza su derecho consagrado en el mencionado tratado... que algún día tendremos que abrogar. Sr. Presidente, sea cauto, al menos en temas tan serios y en patio ajeno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código