GAZAPO JURÍDICO

Politización de la carrera diplomática: Euclides E. Tapia C.

Hace apenas poco más de una semana, la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá se sorprendió por el intento del Ministerio de Relaciones Exteriores de aprobar subrepticiamente el Proyecto de Ley No. 156, orientado a politizar la ya harta vilipendiada carrera diplomática y consular.

En efecto, con este proyecto se intenta introducir un artículo 6, para permitir que mediante un “concurso interno de méritos”, los funcionarios que laboren en el ministerio alcancen la condición de funcionarios de carrera diplomática y consular, con solo presentar un título de licenciado, en la profesión que sea, y una hoja de servicios en la institución.

Tan insólita propuesta, rompe con una normativa nacional sobre la carrera diplomática, que desde 1957 establece que el aspirante a convertirse en diplomático de carrera debe pasar por el tamiz de un concurso en completa regla, como el que se realiza con igual fin en todos los países del mundo e incluye, de forma obligatoria, exámenes en derecho, política y economía internacional, así como en asuntos de la realidad nacional, idiomas, protocolo y correspondencia diplomática.

Contraviniendo dicha obligación de más de medio siglo, la ventajista propuesta busca que los funcionarios nombrados por el Partido Panameñista durante los gobiernos de Endara, Moscoso, Martinelli-Varela y en el actual transformen –sin trámite alguno– su nombramiento político coyuntural en uno de por vida, obviando el concurso público de admisión al que estuvo y está obligado, por ley, todo ciudadano panameño que aspire a ingresar a la carrera diplomática y consular.

En otros términos, con este gazapo jurídico el Gobierno intenta que sus acólitos políticos cuyos méritos exclusivos –léase, fueros y privilegios– sean haber sido premiados por los gobiernos arnulfistas como funcionarios políticos en la Cancillería, cambien de la noche a la mañana su condición laboral de funcionario político temporal a la de “permanente”, al revestirlos del cargo de diplomático de carrera, sin importar que dicho funcionario carezca de continuidad en el puesto ni que su título sea en química, física, geología o medicina, por ejemplo.

Tal asalto a la carrera diplomática y consular se completaría con la modificación del requisito sobre los títulos de ingreso, entre los que además del de relaciones internacionales se incluirían ahora los de derecho, ciencias políticas, economía, comercio exterior, negocios internacionales, sociología u otras disciplinas afines.

El objetivo estratégico de tal maniobra apunta a destruir el corazón de la Ley de Carrera Diplomática y Consular vigente, que establece que para ingresar a la carrera se requiere la licenciatura en relaciones internacionales y, en el caso de otras profesiones, los aspirantes deben poseer posgrado en relaciones internacionales, ciencias políticas, derecho internacional o comercio exterior.

Es fácil colegir que tal propuesta disminuye el grado de preparación en el conocimiento de la problemática internacional, al pretender sustentar que las materias del pensum de estudios de un abogado son propias del campo internacional, cuando en realidad es todo lo contrario, pues difícilmente existe una profesión de tinte más nacional que el derecho, porque se estudia con base en la Constitución y los códigos del país donde se cursa (derecho interno).

El fenómeno se repite, proporciones guardadas, con el economista y, con respecto al sociólogo, mejor no ocupar tiempo. La gula política manifiesta en la propuesta en este punto es tan insaciable, que remata con la ambigua expresión: “otras disciplinas afines”, con la intención velada de incluir cuantos títulos se les ocurra.

Por último, la propuesta en el artículo 32 no solo modifica la composición numérica de la comisión calificadora en favor de determinados estamentos de la Cancillería, con la intención de manipular los resultados de los concursos, sino que de forma peyorativa excluye a la Universidad de Panamá, al desconocer su rol fiscalizador respecto al resto de las universidades y como la única que forma a profesionales en las relaciones internacionales en la República de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código