ANIVERSARIO

‘La Prensa’, 35 años de historia: Ramón A. Mendoza C.

La Prensa cumplió 35 años, edad madura. Nació en una turbia y peligrosa época de nuestra historia, en la que el derecho, la vida y libertades individuales dependían del talante y el humor de la estructura militar. La sensatez indicaba que no era el momento para crear un medio de comunicación independiente, que oteaba la democracia y sería el escenario en el que se proyectarían ideas contrarias al panorama dictatorial. Pero algunos hombres y mujeres se tomaron ese riesgo tanto financiero como personal, dadas las circunstancias. Y nació no solo como un medio libre, sino para que fuese un periódico de diagramación actualizada, impreso con alta tecnología y maquinaria moderna, suplida en la parte humana por periodistas y pensadores que dejaron una impronta en aras de la libertad y la democracia. Algunos de ellos ya fallecieron, sin embargo, sus letras gravitarán eternamente en la historia del periodismo y de Panamá.

Y el riesgo cobró su precio. Las instalaciones fueron atacadas, asediadas y devastadas, mientras que sus directores, colaboradores y periodistas eran perseguidos. Varios tuvieron que ir al exilio por años, mientras el hervidero político consumía a sus propios componentes, con traiciones y maquinaciones cuartelarias para colocar en el poder al último dictador militar de Panamá, hoy recluido en prisión y sujeto a procesos criminales.

Sin embargo, a pesar de ese intento de destruir físicamente a La Prensa –como el ave fénix– esta se levantó de sus cenizas para volver, con más bríos y mantenerse como un bastión del pensamiento libre. Para aquellos que, de alguna forma u otra, combatimos la dictadura militar, las páginas de este diario fueron una especie de fortín virtual, en el que nuestros pensamientos y sentimientos se sentían protegidos e identificados, sobre todo, manteniendo el fervor de enrostrar a la dictadura sus desmanes y ultrajes.

Pasada la invasión y restituida la democracia, La Prensa siguió manteniendo su perfil de medio independiente, convirtiéndose en un malestar para aquellos gobernantes que utilizaban la senda democrática, esta vez no para imponer un control dictatorial, sino para utilizar el poder político como un botín e instrumento de enriquecimiento. En ese afán, las investigaciones periodísticas del medio colocaron en la palestra sórdidas actuaciones, tanto públicas como privadas, exponiendo en sus planas, y debidamente fundamentadas, informaciones sobre la corrupción institucionalizada.

La Prensa se ha ganado un sitial honroso y en ese quehacer periodístico aporta informaciones y material que conducen a que muchos funcionarios y civiles corruptos enfrenten la justicia. Sin ese actuar, muchos o la totalidad de esos individuos gozarían hoy de libertad y de fortunas que no les pertenecen. La sombra de La Prensa se agigantó en estos 35 años; espero que ese afán inicial de sus creadores se mantenga por muchos años más para beneficio del pueblo panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código