AL SERVICIO DE LA PATRIA

Si yo fuera Presidente: Carmina Porras de Alemán

Como todos quieren la Presidencia, se me vino a la mente Cantinflas y su famosa película Si yo fuera diputado. Que fácil es decir “quiero ser Presidente”, claro, en democracia cualquier ciudadano panameño puede tener legítimas aspiraciones presidenciales, pero debemos tener mucho cuidado, porque los caminos del futuro no pueden ser improvisados. Hay que evaluar la capacidad y aptitudes intelectuales y morales que se necesitan para dirigir a toda una nación. Uno de mis escritos a La Prensa claramente señalaba, como lo repito ahora, que para lograr la solución de los problemas que nos agobian y la paz en nuestro país se requiere un concepto de unidad nacional, no sectario y que nosotros, todos los panameños, no podemos predicar la división ni los odios. Así que me siento en la obligación de criticar el famoso Twitter que es usado, una y otra vez, para denigrar, insultar y muchas otras cosas, pero que parece ser la modalidad de la comunicación de hoy día.

¡Qué pena y qué vergüenza que este medio sea usado para eso! Al no utilizarse con prudencia genera secuelas negativas, como el caso que debo criticar públicamente de la ministra de Ampyme, Sra. Giselle Burillo, quien aspira a ser candidata a la Presidencia. Ella, sin tolerancia para aceptar críticas como ha sido su costumbre, llamó “bastardo” al expresidente de Panamá, el señor Martín Torrijos. ¡Una falta de respeto! Con esto demuestra su calidad de persona, se descalifica a sí misma para dirigir un país.

La dignidad humana no se busca en la cuna, sino en el talento de cada uno, todos somos iguales, ¿qué hace la diferencia? Recordemos que a inicios de la época republicana convivían generaciones muy distintas y las ideologías de cada una provocaron momentos dramáticos que, podemos decir, fueron la antesala del presente que vivimos, aunque su patriotismo era de otra índole, muy distinto del presente.

Necesitamos un gobierno de conciliación nacional; que por encima del partido que sea esté la patria. Necesitamos que todo programa de gobierno respete la Constitución, que la cumpla y la haga cumplir. No queremos promesas de cambios, estas ya sabe el pueblo que caerían en oídos ya arrullados anteriormente. ¡Que prevalezca la moralidad política irreprochable! Queremos un Presidente que ponga su pensamiento y su corazón al servicio de los verdaderos intereses de la patria, sin pensar en recompensas. Que cumpla con sus deberes ciudadanos.

¿Es que no existe uno así?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código