TOLERANCIA

Promoción de la unidad familiar: Rafael Zeballos

En un principio me encantó el concepto de la caminata organizada para promover la familia y la unión entre todos, como hermanos que somos en Cristo. Como están las cosas, faltan muchos más eventos dedicados a la familia panameña.

Pero tengo que hacer pública mi tristeza al ver que algunas personas - aclaro, no todos - utilizaron este evento para dividir y segregar más que para unir y promover el amor hacia las personas en general y sin distinción.

En mi opinión, ser homosexual no hace que una persona deje de ser hijo de Dios ni mucho menos hace que de ser parte de esa familia a la cual tanto pretendemos promover y proteger.

La familia no es solo el papá y la mamá, también la conforman sus hijos. Y dudo mucho que Dios pretenda que los padres dejen de amar o reconocer a sus hijos como un “castigo” por su inclinación sexual. ¿O es que ahora ya no podrán asistir juntos a misa? ¿Tendrán que sentarse separados?

Pienso que la misión de la Iglesia es atraer cada vez más a los jóvenes a Cristo, no alejarlos de Él. Es más, tengo amigos homosexuales que viven su vida basados en principios y valores, que profesan y viven su amor por Cristo aun más que muchísimos heterosexuales que veo todos los domingos en misa. ¿Quién soy yo para juzgarlos? ¿Quién soy yo para alejarlos de nuestra Iglesia, que es de todos?

No soy ni el más santo ni el más creyente. Tampoco soy psicólogo ni pretendo hacerme pasar por el que más sabe de estos temas. Solo me baso en lo más importante que Dios nos pidió: “Amarás a tu Dios sobre todas las cosas” y “amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No dijo a tu prójimo heterosexual ni al prójimo igual a ti. Se refirió a todos en general.

El propio papa Francisco se mostró muy crítico con la Iglesia cuando dijo: “han crucificado a los homosexuales por su condición cuando lo que se debe valorar son las personas”. Además, recalcó: “Dios juzga el comportamiento de las personas, no su sexualidad”. ¿Acaso está el Papa equivocado también?

Quizá la Iglesia y la comunidad en general, en todo el mundo, no están listas para debatir temas como el matrimonio homosexual o la adopción entre parejas del mismo sexo. Pero de ahí a juzgar y condenar a estos hermanos alejándolos de la Iglesia por su inclinación sexual hay un gran paso. Definitivamente, no seré yo quien tire la primera piedra.

Seguramente vendrán muchos ataques, burlas y cuestionamientos en contra de mi persona después de hacer público este escrito. Me tiene totalmente sin cuidado. Amo a Dios y a mi familia por sobre todas las cosas y con eso me basta. No pretendo callar mientras veo que en pleno siglo XXI seguimos discriminando y alejando a seres humanos, iguales a nosotros, simplemente por no compartir y tolerar sus ideas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código