PREOCUPACIÓN

Proyectos sin la debida inspección: Eyda Guardia Quirós

Fue preocupante leer, en un artículo publicado en La Prensa, que expertos en diseño y construcción de carreteras cuestionaran al Ministerio de Obras Públicas (MOP) por no utilizar estándares internacionales para rehacer el pavimento deteriorado en la autopista Arraiján–La Chorrera y que, tampoco, exista una entidad idónea que inspeccione los trabajos.

Se dice que lo anterior ya tiene consecuencias, pues se observan algunos abultamientos en la vía que producen saltos cuando pasan los vehículos, y esto conlleva un alto riesgo de graves accidentes de tránsito en la citada autopista.

Sin embargo, la situación de la autopista parece no ser la única, también faltan inspecciones para los trabajos que se hacen en las vías Divisa-Las Tablas, David-Boquete e,incluso, en la actual cinta costera. Si los grandes proyectos no reciben una inspección especializada, es lógico suponer que menos la tendrán las reparaciones que se hacen en la Vía Interamericana. Allí hay tramos en los que no se observan daños y, sin embargo, se rompe el pavimento, para luego volverlos a cubrir con asfalto de dudosa calidad. El resultado es que apenas llueve se dañan y, entonces, se presume que toca contratar, nuevamente, a la empresa para que repita el trabajo.

La reparación en el acceso al puente Centenario tiene un costo millonario, porque dicen que ahora sí se está haciendo el trabajo en forma correcta. Debe ser que, sencillamente, quienes administraban el MOP durante el gobierno que hizo el puente, tampoco hicieron una inspección acreditada de la obra y se recibió tal cual se la entregaron, porque se pagó con el dinero de todos, que no es de nadie.

Leer, también, los reportajes sobre el proyecto de la tercera fase de la cinta costera y las declaraciones del actual administrador del MOP nos lleva a reflexionar, con tristeza, que el enfoque del actual gobierno está puesto en intereses de orden económico parafavorecer las inversiones privadas y acrecentar la riqueza de algunos privilegiados, en detrimento del país. Han olvidado que su elección fue para administrar el sector público y que sus decisiones deben ir orientadas al beneficio de la población, en general, y de los más necesitados, en particular.

Antes de idear estrategias para construir una torre financiera, gastar millones en nuevas fases de cintas costeras y corredores obsoletos y viajes al exterior con objetivos de bajo perfil, deben planificar proyectos que ayuden a muchos panameños humildes, de nuestra campiña y a los que viven en la periferia de la capital, a tener una mejor calidad de vida. Ellos todos los días confrontan la falta de atención de salud, de educación digna y de un transporte público seguro; esa gran parte de la población que hace grandes esfuerzos para conseguir lo básico y poder seguir adelante, que es utilizada cada cinco años por muchos políticos y luego dejada en el olvido.

Si las elecciones pasadas usaron la frase “entran limpios y salen millonarios”, qué podrá decir la oposición para la próxima campaña política, si muchos de los que entraron con el gobierno actual ya eran millonarios, ¿cómo saldrán cuándo termine el gobierno? Veremos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Mar 2017

Primer premio

5 5 2 9

ADAA

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

1396

3er premio

7855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código