AMBIENTE

Química, agua y atrazina: Albano Díaz R.

Observo, con detenimiento, que los medios de comunicación transmiten información y opiniones de diversos personeros del Estado y profesionales relacionadas con la contaminación del río La Villa.

No quiero saturar a los lectores con más información sobre la atrazina, su toxicidad, efectos en el ambiente y demás hierbas aromáticas, como probablemente lo han hecho algunos expertos de Wikipedia en los medios de comunicación.

La raíz de esta crisis es que las instituciones llamadas a dar la cara (Autoridad Nacional del Ambiente, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales y el Ministerio de Salud) no tienen la capacidad de dar respuesta a lo que nunca ha debido ocurrir. Seguramente, se encontrarán miles de excusas (la más común es la falta de presupuesto) para justificar el insuficiente y, en algunos casos, pésimo estado en que se encuentran los laboratorios de química de estas entidades.

A través de los medios de comunicación se informó que esta crisis nos ha costado más de 500 mil dólares. Menos dinero se hubiese gastado en prevenirla. Por eso, sería interesante que los periodistas hiciesen una labor investigativa en ese sentido, con la asesoría de personal idóneo, para denunciar el cementerio de equipos de laboratorio que permanecen dañados en varias instituciones del Estado, y cuyo costo suma millones de dólares.

Los problemas o crisis relacionados con esta débil capacidad de análisis químicos no son nuevos, vienen de arrastre de varias administraciones gubernamentales. Pocas han hecho algo para resolverlos, salvo el Ministerio de Desarrollo Agropecuario, en el que seguramente se valora o escucha, en alguna medida, a los profesionales de la química que allí laboran.

Hace algunas semanas le envié una nota al presidente de la República, Juan Carlos Varela, para expresarle nuestra preocupación, como profesionales de la química, porque cada vez son menos los estudiantes que quieren estudiar esta difícil profesión. Además de que los profesionales ya formados están abandonando el ejercicio, debido al poco reconocimiento económico y social que representa.

En cuanto a la contaminación, tengo algunas interrogantes: ¿Quién y cómo seguirá monitoreando todos los ríos de Panamá? ¿Quién y cómo verificará los niveles de plaguicida, metales pesados, compuestos orgánicos volátiles, hidrocarburos aromáticos policíclicos, trihalometanos y demás contaminantes en el agua potable?

¿O pensarán que el problema se resolverá como por arte de magia?

Para terminar, le solicitó al nuevo gobierno que fortalezca los laboratorios y que mantenga las medidas de prevención, porque es la mejor forma de ahorrar en materia de salud. Su promesa de “100% agua” debe asegurar que esta sea “100% potable”, para evitar que ocurra otra tragedia como la del dietilene glycol.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código