LOS TUMBOS DE LA JUSTICIA

La politiquería de la Sala Quinta: Víctor Manuel Caicedo Atencio

Hoy los panameños le pedimos disculpas al mundo por los actos tan bochornosos que protagonizaron algunos de nuestros diputados que, en lugar de dar el ejemplo, son los primeros en irrespetar e infringir las leyes.

Todos hemos sido testigos de la ofensa verbal lanzada por uno de los mal llamados, padres de la patria, contra una señora, y de su amenaza de golpear a otro diputado; imágenes que le han dado vuelta al mundo y que nos llenan de absoluta vergüenza.

Esto nos debe hacer pensar mejor sobre el tipo de persona a quien le daremos el voto en las próximas elecciones.

También, hemos sido testigos silenciosos del constante transfuguismo de esos diputados –a mi juicio– carentes de dignidad, a quienes sin importarles sus electores deciden saltar a otro partido, de un día para otro. Esto es una muestra clara de una total falta de principios y valores.

El último de los escándalos del presente gobierno lo es la famosa Sala Quinta que para los allegados al Ejecutivo sería la solución al problema de la justicia en Panamá. No encuentro la palabra que describa el sentimiento que surge en mí cuando escucho esto, y de boca de personas que se supone son “notables”. Todo esto ocurre y aún no escucho el pronunciamiento de algún gremio de abogados.

Si el señor Presidente me preguntara ¿qué hacer para mejorar la justicia en Panamá?, lo primero que le aconsejaría sería que despida a todos sus asesores en este tema. Luego le pediría que reforme el mecanismo para la escogencia de los magistrados de la Corte Suprema con el propósito de que se nombre en esa corporación de justicia a personas realmente idóneas para ocupar tan alto cargo, y con una trayectoria intachable, tanto moral como profesional, así como lo han hecho otros países en los que hay una real independencia en el tema de la justicia. Tal es el caso de Colombia, en donde la Corte Suprema le dijo a un Presidente “no a la reelección”, lo que no percibimos que ocurra en nuestro país; al contrario, existe el temor de que en Panamá suceda lo mismo que en Nicaragua.

También le aconsejaría al Presidente que creara un procedimiento distinto para investigar y juzgar a los funcionarios de estas instituciones que sean denunciados por violaciones a la ley, porque el procedimiento actual es totalmente inoperante, toda vez que exige, prácticamente, que el funcionario sea sorprendido in fraganti o que confiese, para ser condenado.

Algo que realmente ayudaría a mejorar la justicia en Panamá, sería la creación de nuevos juzgados. No puede ser posible que nuestros políticos piensen que los problemas de la justicia se van a solucionar con la creación de una Sala Quinta, mientras en San Miguelito, por ejemplo, solo hay un juzgado municipal penal, con poco personal para atender a medio millón de personas, y dos juzgados de circuito.

Otros consejos serían que se establezca un salario digno a los funcionarios, que se respete la carrera judicial, y se les dé a los funcionarios la oportunidad de crecer dentro de la institución. Estas son ideas más idóneas para solucionar el problema de la justicia en Panamá, que la implementación de la Sala Quinta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código