ALERTA: La vía Domingo Díaz se encuentra inundada a la altura de Brisas del Golf.​

DESECHOS

Reciclar, reducir, reutilizar y repensar: Noemí Lucila Castillo Jaén

Durante los últimos días hemos estado asediados con el tema de la acumulación de la basura, fundamentalmente en el área metropolitana.

Panamá tiene una tremenda proyección internacional como destino turístico y de segunda residencia, y llama la atención que se muestren los desechos como si fueran el sello distintivo del país. Se responsabiliza a los recolectores, no a quienes los tiran por doquier. Es cierto que no hay suficientes contenedores en la ciudad y que los días de recolección son pocos, pero la población también hace “pataconcitos” tirando la basura a lo largo de una vía o inundando una barriada o comunidad. Los desechos orgánicos se mezclan con los inorgánicos, los electrónicos y hasta con la chatarra. Evidentemente, no existe la cultura del reciclaje y reutilización para tener una ciudad más limpia y sana.

El Dr. Luis Orlando Castro Cabrera, científico colombiano, desarrolló un tratamiento para minimizar los residuos sólidos y su modelo ha sido patentizado por una empresa mexicana con plantas de tratamiento, que ha creado laboratorios para que Castro siga investigando y ofreciendo resultados a la comunidad científica mundial. El modelo se ha aplicado con éxito en Colombia, Argentina, España y en muchas partes de África. Esta innovación se relaciona con renovar el proceso de disponer la basura y aprovecharla para producir elementos gaseosos o abonos naturales que generan beneficios económicos, cuidan la tierra y mejoran la calidad de vida de las personas.

Una manera sencilla de concienciar a la población es introducir bolsas de reciclaje y mediante la recolección de vidrios y plásticos separarlas de los contenidos biodegradables, y recogerlas en diferentes días. Así enseñan a disponer de manera adecuada los desechos. No debemos olvidar la basura electrónica que acumulamos en nuestras casas u oficinas, y que una vez ha terminado su vida útil está lista para ser reciclada. La chatarra se vende y muchos países actualmente la compran para reutilizarla.

Hay movimientos espontáneos de personas y grupos preocupados por el tema. Es un buen momento para enseñar a separar los residuos, por medio de campañas masivas en los medios de comunicación, que nos ilustrarían sobre cómo se deben disponer y que contribuirían, de manera decisiva, en los cambios de actitud necesarios para que la población recicle, reutilice y limpie su entorno, porque como ciudadanos tenemos una obligación moral con el ambiente, nuestros vecinos y con la comunidad.

Estas pequeñas transformaciones en la disposición de los desechos pueden hacer una gran diferencia en la salud, la imagen del país y en la administración de un aseo sustentable. El rol ciudadano es clave para obtener cambios importantes en la calidad de vida de toda la sociedad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código