DESARROLLO URBANO

Recorrido y contrastes: Tatiana Vásquez H.

Transito por el área de Costa del Este, giro hacia el corredor, recorro la vía marina y voy pensando en cómo avanza la ingeniería; que ingenio construir sobre el mar. Sigo avanzando y fijo la mirada sobre Boca La Caja, recuerdo de pequeña los botecitos de pescadores salir a la mar. Pero me detengo y observo cómo ha quedado cercada esta barriada, de casas modestas, por imponentes edificios de acero, vidrio y hormigón... cuál de todos más imponente que el otro. Diviso el edificio que llamamos “el Tornillo” (hace poco leí que está considerado entre los 10 más imponentes del mundo (¡qué orgullo!) y compite con edificaciones en Dubái, Nueva York, China.

Dejo atrás “la cercada Boca La Caja”, avanzo entre Paitilla, Punta Pacífica y llego hasta la cinta costera, otra obra que impacta; se rellenó con material extraído de las excavaciones de la ampliación del Canal. Llego frente al Hospital del Niño y aterrizo en las necesidades apremiantes que tiene este hospital. Me pregunto: ¿cómo podemos enorgullecernos de tantas edificaciones, cuando solo se trata de material cosmético en un país con tantas necesidades apremiantes? Y no es que esté en contra de los avances de la ingeniería, porque el sistema panameño de construcción a nivel estructural causa admiración... son los contrastes entre el lujo y lo estético, comparado con tantas necesidades fundamentales relegadas.

Pronto comenzaremos un nuevo año preelectoral y hago un paréntesis para la reflexión, porque lloverán las promesas de cambio, y nos bajarán las nubes y las estrellas. Ahora es cuando debemos pensar con la cabeza y analizar las diferentes propuestas para no regalar el voto. Recordemos que cada político que sube al poder lo hace con el voto mayoritario y que cada ciudadano elige según su criterio. Es por nuestra decisión electiva que se consolidan por cuatro años en el poder. Este es un sistema político imperfecto, pero somos nosotros los que elegimos.

Hemos sido capaces de dirigir eficientemente obras como el Canal y su ampliación, y el desarrollo de puertos (bien evaluados a nivel regional e igualmente en vías de expansión), son solo dos ejemplos de obras importantes realizadas por la fuerza de trabajo nacional. Entonces, efectivamente, sí tenemos capacidad para considerar y evaluar lo que nos falta como país en vías de desarrollo. Debemos mejorar nuestro sistema educativo, que se ha quedado empantanado en el tiempo; nos falta un sistema de salud seguro y con acceso a los más necesitados, y una ciudad, también, segura y sana. Estos son los temas prioritarios. Pensemos en esto en el nuevo año que pronto se inicia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código