SOCIEDAD

Reflexión sobre la identidad panameña: Franklin A. Morales C.

Noviembre es el mes de la patria, por esto, es necesario reflexionar sobre el verdadero significado de nuestra identidad, como panameños, que se relaciona con la historia y tradiciones, pero sobre todo, y más importante, con la forma en que vemos a este país, que a muchos vio nacer y a otros les ha dado la oportunidad de crecer y perseguir sus metas.

Históricamente Panamá ha sido el sitio de convergencia y tránsito de un sinnúmero de razas y culturas. Por esta razón, los panameños somos, en principio, personas con diferentes costumbres que nos identifican. Muchas provienen de continentes distantes como África, Europa o incluso Asia.

Aunque busquemos resaltar los componentes tradicionales e históricos de nuestra tierra, hay que reconocer que cada individuo de esta nación cuenta con un antecedente familiar único que muchas veces habla de inmigración, ya sea reciente o no, por lo que el sentido de identidad no se puede fundamentar solo en los factores históricos del territorio nacional, sino más bien en la responsabilidad que asume el individuo al adoptar esta patria, con orgullo, y ayudarla a mejorar gracias a su trabajo.

Así comprenderíamos que, aunque nuestros abuelos o padres no hayan nacido aquí, lo que nos hace panameños es ese sentir común, que al ser adoptado por cualquier persona –tanto nacional como extranjera– puede expresar de forma genuina la aspiración que tenemos de hacer de este país un lugar en el mundo en el que prosperemos juntos, con dignidad. Una forma de identificación que conecta por igual a todas nuestras etnias, provincias y comarcas y que, a su vez, deja la puerta abierta para que aquellos que, si así lo deseen, puedan venir y ver a Panamá con los mismos ojos que la vemos los que nos llamamos panameños.

Si aceptamos nuestras diferencias, pero expresamos amor por esta tierra, entonces encontraremos puntos en común que nos permitirán establecer un diálogo constante que fortalecerá a la nación.

Hace poco estuve en la comarca de Guna Yala y le pregunté a un local si sentía que yo era parte de su nación, así como yo sentía que él era parte de la mía. Me contestó de forma sabia. Escribió sobre la arena, mientras decía: “Guna Yala significa ´sobre la tierra´ y se refiere a todas las personas que habitan este mundo. Por eso, tú eres Guna Yala, yo soy Guna Yala, todos somos Guna Yala”. Una filosofía que, en su simplicidad, demuestra profunda sabiduría y cómo debería ser nuestra concepción de identidad.

Celebremos la diversidad de costumbres, tanto colectivas como individuales, y sintámonos orgullosos de tener ascendencia afroantillana, indígena, europea, mestiza o asiática, y de saber que aunque nuestras costumbres y tradiciones sean diferentes, todos los que así lo decidamos podemos ser parte de la misma nación y llamarnos, orgullosamente, panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código