PROPUESTA CULTURAL

Reflexiones tras la debacle del CD: Enrique Jaramillo Levi

Resulta obvio que las encuestas resultaron ser puro fuego de artificio, ya sea por una inexplicable torpeza técnica o por un soterrado deseo de manipular la opinión. O acaso porque en realidad lo que pasó fue que el público encuestado, harto de presiones y engaños, fue quien engañó, a propósito, a los acuciosos encuestadores.

La apabullante derrota del gobierno es sin duda motivo de escarnio para los perdedores de Cambio Democrático y, por supuesto, lo mejor que le pudo pasar al país. La omnipresente autocracia; la corrupción rampante; las intimidaciones de toda índole; la injerencia descarada en todos los órganos del Estado; la idea de que en este país consumista todo se vende o se compra con la mayor naturalidad, incluyendo la conciencia de las personas; la hasta ahora imbatible impunidad; y en resumen, la falta absoluta de respeto a la dignidad e inteligencia de la población, debían llegar a su final. Y parecen haber llegado. Parece.

Y habrá que investigar los entretelones de las grandes obras realizadas, rebosantes de sobrecostos según los expertos; los millonarios negociados tras bambalinas; el uso indebido de los dineros del Estado (nuestro dinero), y en estas elecciones en particular. Pese a no dominar políticamente el panameñismo en la nueva Asamblea, pero como lo exigen los ciudadanos que por él votaron, ¿se atreverá a hacerlo, como lo prometió en campaña, el nuevo Presidente?

Como suele ocurrir, ninguno de los candidatos profundizó en proyectos culturales, pese a su importancia raizal y capacidad de enriquecer y proyectar espiritual y turísticamente al país. Cuando el año pasado la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad la creación de un Ministerio de Cultura, el Presidente lo vetó. Mucho tuvo que ver en su momento con la cuidadosa y consultada elaboración de dicho anteproyecto de ley el hoy alcalde electo, el panameñista José Isabel Blandón, probable razón por la que fue olímpicamente descartado por el mandatario.

Ojalá que ahora que cambia el gobierno y Blandón se reviste de autoridad ciudadana, se retome su propuesta y vuelva a ser presentada y aprobada con el mismo entusiasmo en la Asamblea, para luego merecer el beneplácito de Juan Carlos Varela. Así, teniendo un ministro de Cultura, con voz y voto en el Gabinete, habrá sin duda más fondos disponibles para la inversión y desarrollo en proyectos específicos y no solo para pagar sueldos, así como una sistemática planificación amplia y consultada de actividades permanentes con los numerosos hacedores de cultura del país.

Además, se estará reforzando no solo la identidad nacional en sus diversas ramificaciones y facetas, sino el orgullo de lo propio y la apreciación de lo universal; y esa indispensable capacidad intelectual del ciudadano común y corriente de comprender, valorar e incentivar y ser incentivado por las maravillas de la creatividad, la imaginación y la producción de obras valiosas a todos los niveles del sentimiento, la inteligencia y el ingenio humanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código