PARTICIPACIÓN

Reformas electorales para democratizar el país: Raúl González R.

La Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), presidida por el Tribunal Electoral y conformada por los representantes de los cinco partidos legalmente constituidos (cada uno con derecho a voto), además del Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales (con derecho a cuatro votos), organizaciones de diversas índoles y representantes de los órganos Ejecutivo y Legislativo (con derecho a voz), está a punto de culminar su labor.

Como representante del Movimiento Independiente de Refundación Nacional (Miren) ante el Foro Ciudadano, considero necesario hacer algunos comentarios sobre el tema. Es antidemocrático que los partidos políticos tengan derecho a un voto más que la sociedad civil, porque han dejado de ser elementos importantes en el debate sobre la realidad nacional. Han perdido credibilidad y cada día están más débiles.

En este ámbito se aprobó que a futuro se actuaría en condiciones de igualdad. Sobre la inscripción de partidos, la cuota del 4% (74 mil firmas) vigente en Panamá es la más alta de la región, cuando en Costa Rica, por ejemplo, solo se necesitan 3 mil adherentes para inscribir un partido, pese a tener mayor población y electores que Panamá.

El Foro Ciudadano propuso el 1%, y los partidos lograron imponer el 2%, en libros permanentes, y solo en cuatro meses del año. La cuota de adherentes para inscribir un partido no debe ser superior al 1%. Cinco mil firmas sería una cifra aceptable, además de flexibilizar el proceso de recolección de estas.

Acerca del financiamiento de la campaña, se mantiene el sistema mixto, estatal–privado. Se propuso que solo fuera estatal y con topes de gastos; que no se permitieran donaciones privadas para evitar el clientelismo político y que los dineros provenientes del narcotráfico y del lavado se utilizaran en las elecciones.

La partidocracia impuso la cifra de $99 millones para la campaña, lo que constituye una verdadera aberración. La propuesta del 0.5%, presentada por el Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales, con los controles propuestos y posibles, es la más adecuada.

Sobre la libre postulación a diferentes cargos de elección popular, la cifra de adherentes aprobada recientemente, del 2%, es demasiada alta y equipara a la libre postulación con los partidos políticos. Si para la Presidencia era el 1% (17 mil firmas), ahora la suben al doble, 37 mil.

Al acortarse el proceso electoral, en lugar de disminuir la cantidad de adherentes, la aumentan, limitando la participación ciudadana. El porcentaje de firmas de adherentes para todos los cargos de elección popular, no debe ser superior al 1%.

Además, proponemos que al candidato de libre postulación que resulte electo se le prohíba inscribirse en partido alguno, durante su mandato.

Por otro lado, se debe permitir participar, como candidato, a todo aspirante que llegue a cumplir con el mínimo de firmas que se requieren para formalizar la candidatura. Hoy solamente se reconocen como candidatos a los tres aspirantes que más firmas recojan.

El sistema que favorece a los partidos tradicionales fracasó. Llegó el momento de darle paso a las nuevas corrientes de pensamiento y a una mayor participación ciudadana, para construir una democracia popular, participativa e incluyente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código