CRITERIOS TÉCNICOS

Rehabilitación y conservación de caminos rurales: Luis Eduardo Castañeda

La infraestructura vial ocupa un lugar importante dentro del patrimonio de un país; administrarla eficientemente es indispensable para el desarrollo económico y social. Sin embargo, en Panamá la gestión de caminos rurales frecuentemente queda en manos de políticos sin conocimiento ni interés en realizar una verdadera gestión vial. El criterio técnico queda supeditado al amiguismo y al clientelismo político.

Hay metodologías objetivas que deben ser utilizadas para valorar los beneficios sociales y económicos obtenidos por las inversiones en la rehabilitación de caminos rurales. Al cuantificar estos beneficios y compararlos con el costo de la rehabilitación, se puede establecer claramente la rentabilidad del proyecto; este es un simple ejercicio de factibilidad social y económica. Los caminos no pavimentados requieren mayor atención, no solo porque representan la mayor cantidad de kilómetros de la red vial, sino porque son los que con mayor frecuencia presentan deficiencias de construcción y mantenimiento. Durante la construcción y rehabilitación de un camino, un concepto básico y a menudo soslayado es la inclinación de la calzada. En los no pavimentados, la inclinación de la calzada debe ser mayor que en los pavimentados; esto con la intención de que el agua lluvia escurra lo más pronto posible fuera de la calzada hacia los drenajes o cunetas laterales. Las cunetas deben tener el tamaño y la pendiente suficiente para conducir el agua sin desbordes ni anegamientos hacia las quebradas o drenajes naturales más cercanos.

Debido a que en los caminos no pavimentados hay poco volumen de tránsito, el rápido deterioro que a menudo presentan se debe, principalmente, a la poca atención dada a los drenajes. No es extraño ver que los fondos que debieron ser asignados a actividades de drenaje sean en su lugar utilizados para extender en unos metros adicionales la longitud del proyecto, ponerle más espesor a la capa base o en otras mejoras menores a la calzada; esta práctica es contraproducente porque el porcentaje del presupuesto dedicado a drenajes es capaz de alargar las condiciones de servicio del resto del costo de la inversión del camino.

Es preciso adoptar una metodología objetiva para priorizar las inversiones en caminos rurales. Los criterios deben valorar la inversión de acuerdo a cómo esta se traduzca en mejores oportunidades para la producción agropecuaria, cree acceso a sitios con atractivos turísticos o ayude a disminuir los niveles de pobreza en una región en particular. No importa a través de que institución se gestionen, debe haber una lista única de proyectos ordenados según su prioridad; así se podrán realizar de forma ordenada y eficiente las inversiones en estos proyectos. Adicionalmente, se deben revisar los estándares de construcción, mantenimiento e inspección, para contar con caminos rurales que presenten y mantengan los niveles de servicio que el país requiere, y para que esta infraestructura cumpla con su cometido de hacer llegar el desarrollo económico y social a todos los rincones del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código