URBANISMO

Renovar para articular espacio y memoria: Orlando Acosta Patiño

Vientos del sur me traen noticias sobre las intervenciones planificadas en sectores del cerro Santa Lucía, en el centro de la ciudad de Santiago de Chile. Se trata de un espacio público construido a principios de siglo XX (1903), por gestión del intendente de Santiago, Benjamín Vicuña Mackenna. Este sitio tiene un carácter patrimonial y es reconocido hoy como uno de los más emblemáticos y visitados de la ciudad.

El motivo de la acción atiende a los daños posteriores sufridos durante el último terremoto que sacudió a Chile, en el año 2010. Los trabajos para restaurar ese parque los lleva a cabo la Municipalidad de Santiago, bajo las siguientes características: es público, abierto y participativo, bajo la guía de un plan que se divulga desde esa plataforma administrativa y se reviste de lo público, mediante la participación de la gente y los profesionales.

Las obras proponen la restauración de los deteriorados barandales y las grietas, y habilitar los baños para uso público, incluyendo la plaza de Neptuno y la entrada principal, desde la Alameda. Se articulará el acceso mediante explanadas desde el cerro adyacente y mediante la mejora de los pasos a desnivel desde las calles laterales.

Parte del carácter público y participativo es la apertura de un concurso abierto y público, llamado Plan de Puesta en Valor del Cerro, en el que los arquitectos y diseñadores pueden proponer las intervenciones y mejorar el lugar. La convocatoria del concurso se ha abierto y, de manera paralela, se gestionan fondos para su ejecución.

La cinta costera de Panamá es un espacio público generado por las propuestas de soluciones viales y se ha transformado en uno de los lugares más visitados por los citadinos y visitantes. La oportunidad de articular la cinta con espacios de excelentes cualidades urbanas y valores patrimoniales aún por reconocer, como el adyacente barrio de La Exposición a la propia cinta, es real y posible.

La Exposición se genera por gestión de la administración de Belisario Porras para celebrar los 300 años del avistamiento del mar del Sur y la apertura del Canal de Panamá. El trazado propuesto y desarrollado, junto con las plazas y edificios construidos, bajo la convocatoria de La Exposición –y los pocos que quedan– aún pueden ser rescatados y articulados con la nueva cinta costera.

La propuesta conceptual busca mejorar las aceras y las áreas verdes, dotar de mobiliario urbano, crear y mejorar la accesibilidad sobre el eje que parte de la iglesia Don Bosco, pasando por el parque Porras, siguiendo por la avenida Ecuador hasta la cinta. Esta iniciativa podría ser una propuesta que revalorice los deteriorados espacios centrales y genere procesos de revitalización urbana.

Lo propuesto no deja de ser sugerente, también, aprovecharía la mejora de las aceras y potenciaría el acceso peatonal desde las estaciones de la Lotería y el hospital, por ejemplo.

Esta intervención puede y debe ser vista, como complemento de cara a articular y potenciar –diría otro– generar sinergia entre los dos grandes proyectos urbanos de la última década: la cinta costera y el Metro de Panamá, y mejorar la integración de espacios abiertos mediante la función peatonal.

Esta posible iniciativa sería vista como una manera de celebrar el centenario del Canal de Panamá, cuyo hito urbano –ausente– aún no se plasma sobre la trama de la ciudad por parte de las visiones miopes de los administradores de la comuna capitalina y del Canal.

Esta obra sobre el tejido y la memoria urbana, conmemoraría el suceso de carácter universal y sería un aporte cualitativo importante y trascendente. Acá identifico una oportunidad.

Un plan maestro abierto al concurso público de profesionales del diseño urbano, con espacios de participación a promotores y comerciantes pondría a prueba las intenciones de la Alcaldía de Panamá, a su Dirección de Planificación, y al grupo de profesionales involucrados, para generar una nueva ciudad con identidad e historia.

Por último, trascendería con una acción sobre la ciudad en memoria del primer centenario del Canal, como un regalo para los ciudadanos.

El presupuesto de la alcaldía para el próximo año es de 125 millones de dólares, que se dedicarán a la construcción de estacionamientos soterrados y parques en el sector norte, a la reestructuración del Mercado San Felipe Neri y a la mejora en los sistemas de videovigilancia, obras que se anuncian como parte de la agenda.

Parece ser, entonces, que la práctica del urbanismo desde la plataforma municipal, está aún distante.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código