VALORES Y PROPUESTAS

Ruta 2014: Comentario obligado y reflexión: Ricardo J. Bermúdez D.

Se dice que un camello no es otra cosa que un caballo diseñado por un comité. Solo imaginar una agrupación desmembrando la esencia misma de dicho animal –deformación inútil solo para adecuar la nueva criatura a sus subjetivos conceptos de utilidad– produce una hilaridad sin par.

Cambiar los estilizados cascos por muy deformes pezuñas, adicionarle una o más jorobas en detrimento del elegante lomo, amén de otros componentes que resultaría tedioso enumerar dentro de este imaginario ejercicio, generaría un espécimen que seguro tendría sitial de honor dentro de cualquier bestiario medieval.

Dicho lo anterior entremos en materia. Si bien es cierto, respeto el derecho que tiene cualquier persona o gremio de avalar una postura, en particular el pronunciamiento del Movimiento Nueva República el pasado jueves 24 de abril –específicamente el súbito endoso utilitario a un partido político por parte de quienes conforman dicho grupo, sus debatibles cálculos estadísticos y las razones morales en que sustentaron un apoyo irrestricto al candidato que los representa– amerita comentar el hecho por la delicada coyuntura en que se encuentra este torneo electoral.

Hace unas semanas mencioné en este mismo diario que “lo útil puede resultar tanto positivo como negativo, pues la búsqueda de la utilidad no necesariamente concluye en algo o alguien producto de sopesar el conocimiento interior del bien y del mal”. Hoy –luego del triste acto arriba mencionado– este párrafo cobra mucho más valor que ayer.

Para comenzar, no creo que los señores que integran la agrupación de marras hayan sopesado –con pausada y en su justa dimensión– las cualidades éticas y morales que distinguen a los que hasta entonces eran sus dos posibles abanderados, como tampoco sus planes y esperanzas de conformar un país mejor para todos los que aquí habitamos. Por tal motivo, y en particular por pensar que esto no fue otra cosa que una comedia bufa para sustentar una decisión adoptada con bastante antelación, someto al escrutinio de los lectores mis elucubraciones al respecto:

Pocos minutos después de que los medios de comunicación hicieran públicos los datos de la última encuesta nacional varios voceros de dicha cofradía –cual nigromantes en auténtico trance– proclamaron al ungido, por sabrá Dios cuál esotérica fórmula, a pesar de que en esos mismos datos estadísticos que esperaron antes de divulgar su trascendental decisión, el recién estrenado campeón apareció en el tercer lugar dentro de la medición que nos ocupa.

Como eje adicional para justificar su acuerdo, los promotores del llamado voto útil apelaron a la capacidad y manejo organizativo del partido político al que pertenece su elegido. ¡Premisa harto delicada, por decir lo menos, tanto por la muy subjetiva suposición, como por el inmediato compromiso –en cuerpo y alma– que adquirieron todos los integrantes del Movimiento Nueva República con el andar diario y fundamentos originales del Partido Revolucionario Democrático antes, durante y después de las elecciones del domingo venidero!

El propósito ulterior que, supuestamente, persiguen los promotores del asunto es absolutamente utilitario, y no una decisión a conciencia, como dijeron entonces pues –seguro estoy– que si los candidatos Juan Jované o Genaro López hubiesen estado en posiciones más favorecidas por el electorado panameño, el discurso de ellos hubiese sido otro.

Quiero dejar claro que no avalo en absoluto el proceder arrogante de la actual administración gubernamental y sus múltiples yerros de conducta, como tampoco las figuras que conforman el tiquete presidencial propuesto por la coalición de partidos y grupos afines obstinados con que este muy errado proceder permanezca en Panamá en los cinco años por venir.

Reitero mi reflexión, mencionando que el compromiso con los valores, planes y propuestas de un candidato presidencial –particularmente la transparencia y honestidad dentro de su andar público y privado, y no tácticas similares a configurar camellos ni justificaciones vacuas y fórmulas sin valor alguno– debieran estar definidos desde hace ya buen tiempo. En mi caso así está hecho, y vuelvo a hacer pública mi selección –absoluta y a conciencia– para que el ingeniero Juan Carlos Varela dirija los destinos nacionales en el quinquenio por venir.

Narra la mitología griega que cuando los dioses del Olimpo decidían castigar a los mortales, primero los volvían locos. Esta espeluznante alegoría –tanto por el duro escarmiento metafórico como por su aparente presencia dentro de algunos grupos locales en estos cruciales momentos que vive el país– espero se limite solo a aquellos que, teniendo como norte sus mezquinos intereses, intentaron trastocar el sentido de conciencia y discernimiento personal que impone la elección de la persona encargada de procurar un Panamá en donde primen los valores éticos y morales de manera auténtica.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código