ESTILOS DE VIDA Y RIESGOS

Sedentarismo peligroso: Adoración Ayllón Zapata

Lo que se utiliza se desarrolla, y lo que no, se atrofia, según Hipócrates. Por ello, los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio, que sustituimos por sentarnos en el sofá, nos llevan a padecer problemas de salud y a posibles riesgos en nuestro cerebro. La Organización Mundial de la Salud advierte que al menos el 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria. A esto hay que sumarle las horas que pasamos delante del televisor, una media de cuatro diarias, a pesar de que se considera un riesgo para nuestra salud intelectual superar las tres horas por día. Y no digamos ya las que pasamos ante el computador.

Los estilos de vida sedentarios constituyen una de las 10 causas fundamentales de mortalidad, morbilidad y discapacidad. Además, es el segundo factor de riesgo más importante para la salud después del tabaquismo. El sedentarismo duplica el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo II o complicaciones cardiovasculares. Del mismo modo, incrementa la posibilidad de sufrir osteoporosis e hipertensión arterial. Esta inactividad física provoca 3 millones de muertes al año. La constancia en una moderada actividad física reduce los riesgos expuestos. Gracias al deporte, no solo nos sentimos mejor físicamente y de salud, sino también psicológicamente. El deporte hace que nos evadamos de los problemas, socialicemos y nos sintamos parte del grupo, mejorando el estado de ánimo, reduciendo el estrés, etc.

Los riesgos para nuestro cerebro no son tan conocidos por el público, pero sí se han estudiado. Los autores de una investigación sobre las consecuencias que tiene el sedentarismo a nivel intelectual, afirman que: “Bajos niveles de actividad física y altos niveles de consumo de televisión o el ordenador durante la juventud y la edad adulta se asocian con peor rendimiento cognitivo al llegar a la mediana edad”. Esta conducta nos lleva a tener una peor capacidad cognoscitiva y un procesamiento más lento de la información. En una charla informal, una persona adicta al teléfono móvil puede perder el hilo de la conversación de forma espontánea, porque la televisión y el móvil nos tienen atados y perdemos capacidades como la concentración. En los países desarrollados los hábitos sedentarios son más comunes. La tecnología nos ha hecho ser más perezosos. Inventos como el Neopatini o los móviles, que permiten tener todo a mano, hacen que moverse sea una odisea.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código