CONSERVACIÓN

Servicios ambientales, solución local para un problema mundial: Omar Zambrano Vega

Durante los últimos decenios el globo terráqueo ha venido experimentando un progresivo recalentamiento como resultado de los gases producidos por la quema de combustibles fósiles, aunado a la destrucción de los bosques.

Este fenómeno, como es sabido, acarrea consecuencias delicadas como el descongelamiento de los polos glaciales, el cambio climático y el consecuente aumento del nivel de los océanos y mares, lo que representa una amenaza para la economía mundial y para la misma supervivencia de las poblaciones costeras.

Por suerte las ciencias económicas y ambientales han venido generando nuevos mecanismos que pueden incentivar una mayor conservación de los recursos y atenuar los avances del llamado efecto invernadero.

Parte de la razón por la que se deteriora el medio ambiente es, precisamente, por la necesidad de explotar algunos recursos ambientales. Lamentablemente, en algunas ocasiones esto se hace de forma no sostenible, por ejemplo, talando árboles o permitiendo una excesiva e inadecuada actividad económica alrededor de una cuenca hidrográfica.

Esta nueva corriente o enfoque del problema ambiental surge de lo que se define como pago por servicios ambientales (PSA) que consiste en ofrecer retribuciones a los dueños o a quienes administran áreas o recursos naturales a objeto de incentivar su conservación y uso sostenible.

En ese sentido el PSA constituye un instrumento orientado a estimular a que se conserve y que no se transforme para otro uso ciertos recursos naturales cruciales y que de esta forma ocurra lo que los economistas definen como externalidades positivas, es decir, generar beneficios para el medio ambiente de ciertas regiones, lo que a su vez conlleva efectos favorables para toda la orbe.

En parte este nuevo mercado (donde se venden y compran derechos y obligaciones de conservar el medio) se ha generado gracias a que se ha creado una mayor conciencia tanto entre los oferentes como entre los productores de servicios ambientales.

También ha contribuido el que se pueda medir el nivel de cumplimiento de estos servicios a través de lo que se define como una auditoría ambiental. Normalmente estos esquemas tienen aplicaciones a cuencas hidrográficas, a la conservación de la biodiversidad, el secuestro de carbono y la belleza estética del paisaje, entre otros.

En Panamá hay proyectos piloto de PSA promovidos por las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, entre otros, que se aplican desde 2008 en dos cuencas, a saber: en la comarca Ngäbe Buglé, en las provincias de Chiriquí y Veraguas, y en la comarca de Emberá Wounaan, provincia del Darién.

Precisamente, se escogieron estas áreas porque presentan niveles altos de degradación potencial y una alta presión sobre los recursos por parte de la comunidad local, lo que representa un alto impacto o vulnerabilidad desde el punto de vista del cambio climático mundial por la biodiversidad que exhibe el área.

El objetivo de los proyectos consiste en elaborar un inventario del nivel de afectación ambiental y crear capacidades técnicas entre la comunidad comarcal y municipios, y dotarlos de recursos técnicos para aumentar la productividad en la utilización de los recursos. Igualmente se está iniciando un proyecto similar en lo que se define como la cuenca binacional del río Sixaola, proyecto éste también relacionado con cuencas.

Finalmente, desde un punto de vista de políticas públicas, en Panamá resulta conveniente acelerar el fortalecimiento institucional de las entidades encargadas de velar por el cumplimiento de las normas ambientales y de fomentar instrumentos como el PSA, a objeto de atenuar la presión sobre los recursos naturales del país, que ha aumentado en virtud del crecimiento de la economía y de la población.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código