DESVERGÜENZA

Síndrome de Los Santos: Arturo Rebollón Hernández

Así como está plenamente tipificada la conducta del llamado síndrome de Estocolmo, que hace que las víctimas se identifiquen con sus victimarios, ahora en Panamá se presentó su versión criolla. Acá el ciudadano, burlado por los diputados, se conforma y se siente solidario con las dádivas sobrantes de los millones que manipularon y malbarataron los que les hicieron creer que los proyectos hechos con fondos públicos eran producto de su obra y gracia. Este padecimiento, que será objeto de muchos estudios posteriores, lo denominé el síndrome de Los Santos.

Solo así se puede describir el comportamiento atípico de una comunidad que ha brindado apoyo irrestricto a legisladores coimeros (uno salió en la televisión, con un fajo de dólares en la mano, admitiéndolo) que utilizaron fondos estatales en cantidades millonarias para promover sus candidaturas. Uno hizo alarde de que, gracias a él, se conseguían obras comunitarias. Utilizó los subsidios estatales como si fueran un beneficio conseguido por él para las personas a las que están destinados. Manejó sumas millonarias a través de una junta comunal en un pueblo lejano. Si estos fondos fueran para el real beneficio de su comunidad, lo más lógico sería que se manejaran a través de la juntas comunales de cada distrito. Maneja el equipo de béisbol del lugar como si fuera una manada de puercos, y utiliza a la religión y la Virgen para cubrirse con un velo de inocencia.

Y lo más trágico es que el pueblo se siente agradecido. Creo que el síndrome consiste en que se sienten culpables de todo lo realizado y lo que han recibido de este maleante. La vergüenza nos les permite pensar como hombres libres, ni mirar a sus hijos a la cara. Sienten que acuerpando a este sinvergüenza él los seguirá cubriendo con su manto protector. No en balde por allá se dice que algunos veneran a un denominado santo cachón.

En estos pueblos fracasaron la escuela, los maestros y los padres. Tal vez sería mejor que los niños se emanciparan y buscaran nuevos horizontes, lejos de esa nefasta influencia, en que “lo bueno” es ser coimero, cuatrero y robar lo que otro sembró en su finca, las gallinas del vecino, y hasta los fondos públicos, si se reparten en la comunidad. Es lamentable que, con ese mal ejemplo a los niños, se trastoquen los valores, se les oriente de forma negativa con ejemplos de maldad, deslealtad (pasar por cuatro partidos sin guardar lealtad a ninguno), cinismo y latrocinio.

Este síndrome aqueja a otras poblaciones que, lejos de optar por liberarse de los malos políticos, se aferran a ellos como si fueran la única esperanza.

Es necesario modificar el Código Electoral que fue concebido de forma maquiavélica para permitir que una persona impugnada, porque se le comprobó delito, pueda participar en la contienda electoral. También se requiere una constituyente paralela que depure los vacíos legales y los portillos de escape a la ley, que fueron “sembrados” en la actual Constitución, para usarlos en provecho propio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CUATRO APREHENSIONES Ventura Ceballos irá este viernes a audiencia

En la actualidad permanece en una celda de alta seguridad, cuyo paradero no ha sido informado a la ciudadanía, debido a sus dos fugas anteriores.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código