CORRECTIVOS URGENTES

Sistema de salud, en la mira: Carlos A Pareja C.

Como dice el dicho, “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. La salud es el mejor ejemplo de esto, porque un pueblo sin salud no progresa. Recuperarla requiere de nuevas pautas, muy profundas, que los gobiernos no honran ni optimizan y, por lo general, se han valido de la cultura del descarte, durante los últimos 50 años de crisis.

Una democracia descansa en la sociedad civil organizada, cuya voz de alarma diaria debe ser escuchada para que el Gobierno recuerde su obligación de “velar por la salud de todos los habitantes del país”, (Capítulo VI, artículo 109, de la Constitución Política de la República de Panamá) algo que, además, es un “derecho inalienable de todo ser humano”.

Paradójicamente, en Panamá hay dos entidades públicas responsables de proveer los servicios de salud, pero, juntas invierten dos mil millones de dólares al año, con resultados costo–beneficio negativos, algo que los gobiernos no quieren ver ni aceptar. Por esta razón, la atención médica en el sector público sigue en caída libre, sin que, al parecer, las autoridades superiores del Ministerio de Salud (Minsa) y de la Caja de Seguro Social (CSS) y sus respectivas directivas le den importancia al descalabro.

Por el contrario, ignoran la crítica realidad, tanto en el aspecto físico como en función del personal. Solo les interesa comprar y construir nuevos hospitales, sin terminarlos. Se supone que todo presidente nombra al ministro de Salud y al director de la CSS para que “sirva al pueblo” y resuelva sus problemas, no para eternizarlos. Sin embargo, parece que solo entienden: “Hagan lo que puedan con lo que tengan y mantengan a la opinión pública tranquila, con medidas paleativas, promocionadas, con informes maquillados, cosméticos e indicadores inflados, para evitar protestas, huelgas y mantenerse en sus puestos”.

El ministro de Salud y el director de la CSS ya tienen más de un año en sus puestos, pero no han logrado mejorar la atención. Lo peor es que cada día que pasa la crisis es mayor, aunque ellos lo nieguen.

No se han enterado de la crítica realidad por la que atraviesan las clínicas y hospitales, además de la tibia producción del personal y sus innumerables fallas, por esto, se mantiene el nefasto, deficiente y “deshumanizado” statu quo. Los directores médicos continúan la política de no accionar ni resolver los problemas, para evitar las protestas del personal que incumple su deber y las obligaciones que establece su contrato de trabajo.

La desfavorable atención médica obedece a cuatro actores principales que deben cambiar, de manera radical, la actitud y el sistema anacrónico, veamos:

1. Médicos, técnicos y demás personal: Están huérfanos de un reglamento disciplinario, obligatorio, coherente y moderno, que logre hacerlos cumplir (por convencimiento) los horarios y las tareas específicas. Esto aunado a falta de liderazgo y jerarquía de los mandos medios, que para no buscarse problemas ni poner orden, permiten que cada médico o servicio tenga su propio reglamento. “La ley a mí me permite”, dicen. Los directores médicos honran el “código del silencio” y adoptan la consigna de “no me busco problemas”. Como resultado no hay disciplina ni gobernabilidad.

Solo les preocupa evitar las protestas y las huelgas, que no tendrían razón de ser, si practicaran una buena gestión administrativa, con disciplina razonada.

2. Usuarios: Un gran número de estos, sobre todo en las grandes ciudades, abusa del pedido de recetas, constancia de incapacidad médica y hasta pensiones, sin que realmente eso se justifique.

3. Gobierno central: Este pretende que la CSS cargue con toda la atención médica y asevera que los impuestos no alcanzan para aumentar el presupuesto de atención del Minsa que solo busca construir nuevos hospitales. La atención que ofrece la CSS es pobre, desigual y deficiente en muchas unidades.

Parece que el director se enfoca en la promoción de programas de atención masiva, cuyos datos son inexactos e inflados. Mientras tanto, el Gobierno ignora muchas de las injusticias que sufren los médicos deben iniciar su labor, como funcionarios y con un salario indigno de su preparación. Después de 12 años de estudio mínimo (entre seis y siete de carrera universitaria, dos de internado, entre cuatro y cinco de residencia), su salario inicial es de mil 650 dólares. Igual injusticia sufren los que deciden trabajar como médicos generales, al terminar su internado, y que son la base del principal escalón en la cadena “atención primaria”.

4. Casas proveedoras de equipos e insumos: Cada vez que cambia el gobierno proliferan las sociedades anónimas recién creadas y ligadas a personajes afines a los altos funcionarios de turno, quienes muchas veces se ven beneficiados con órdenes de compra directa, a precios que no pasan el escrutinio de Panamá Compras y, mucho menos, del programa de licitaciones, como lo establece la ley.

Todo esto es detrimento de algunas casas comerciales que, durante años, luchan por brindar sus productos, inclusive a precios razonables y con todos los escrutinios de la ley, pero ven burlados sus esfuerzos, a causa de esta práctica, propia del “juega vivo”.

Señor presidente de la República, Juan Carlos Varela, respetuosamente le solicitamos que designe o nombre una comisión independiente, integrada por profesionales conocedores del tema, que inspeccionen todos los lugares supuestos a brindar atención y preparen informes de la situación de sus facilidades sanitarias, al igual que de la producción del personal, con la finalidad de que se hagan los correctivos necesarios.

El resultado debe ser motivo de diálogo sincero entre el Minsa, la CSS (y sus directivas), la Comisión de Salud de la Asamblea y Nacional y el Presidente de la República, para lograr que los cuatro actores mencionados se comprometan, de verdad, a cambiar el actual sistema, por ser inoperante.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código