EL CANAL POR NICARAGUA

¿Solidaridad de qué?: Ramiro Luna

Una vez más, los personeros del gobierno actual hacen gala de la estupidez que parece caracterizarlos frente a hechos de interés nacional o internacional. En esta ocasión el turno fue del canciller panameño, quien en declaraciones que dio, nada más y nada menos que a la BBC, de una manera folclórica y haciendo desplante de profeta, sentenció que la construcción del canal de Nicaragua prácticamente es imposible.

Sus afirmaciones incluso sonaron a burla y sarcasmo cuando afirmó que era más fácil ir a la Luna o construir una carretera de Panamá a Londres, lo que solamente demuestra la ignorancia del canciller, ya que viajar a la Luna en estos días es algo muy sencillo. De cualquier manera, esas declaraciones muestran falta de tacto y superficialidad frente a estos temas, así como en asuntos técnicos que le permitirían perfectamente a Nicaragua construir su canal, a pesar de los huracanes y terremotos. Además, y más importante aún, dejan mucho que desear en cuanto a la solidaridad que nuestro gobierno y pueblo deberían tener hacia la empresa que la nación “hermana” pretende llevar a cabo. Los panameños hemos sido bendecidos no solamente con la posición geográfica, sino con la solidaridad y hermandad de muchos pueblos, como el de Nicaragua, que demostró de sobra no solo en la construcción del Canal de Panamá, sino también en la recuperación de la soberanía.

Por otro lado, se equivoca el canciller, porque la vía acuática no fue construida en su totalidad por los estadounidenses, fue una obra universal en la que participaron hombres y mujeres de muchísimos países. Estados Unidos fue el promotor y director, pero sin la fuerza laboral, la tierra y los recursos naturales y humanos que participaron en la construcción, jamás se hubiera hecho. Nicaragua desde hace muchísimos años acaricia el sueño de construir una vía similar, que no solo contribuirá con las comunicaciones interoceánicas de todo el mundo, sino que ayudará a esa nación hermana a levantarse de la pobreza y el atraso en el que se encuentra.

Lo que sí demuestra Núñez Fábrega es el miedo que otros panameños tan obcecados como él manifiestan. El Canal de Panamá en realidad no posee rival en la región que merme sus ganancias o los beneficios que percibe por el paso de los barcos.

Nuestro país ofrece –tal y como debe hacerlo una empresa que se respete– oportunidades, condiciones y situaciones que no se pueden encontrar en ninguna otra nación del área. Entre estas mencionamos la experiencia de más de 100 años en el manejo de tránsitos de barcos, una ruta cuatro veces más corta que la planteada por Nicaragua, un recurso humano extraordinariamente entrenado y capaz de enfrentar cualquier reto, una organización de élite, preparada y capacitada no solo en el tránsito de barcos, sino en potenciar el recurso marino que posee Panamá, instalaciones tecnológicas de última generación, capacidad de sostener precios de peajes a cualquier nivel, y sobre todo, que el Canal de Panamá funciona sobre la base de la integridad de una legislación transparente que no admite corrupción de ningún tipo, ni manejos políticos que perjudiquen su funcionamiento.

Nicaragua aún no posee la infraestructura que posee nuestro país, y cuando la tenga, estaremos en un nivel superior, que sin duda nos separará de la competencia de un canal nicaragüense. Lo que nuestro país debe hacer es analizar la propuesta nicaragüense, y de acuerdo a esto, sumarse a la iniciativa, apoyar y ayudar a nuestros hermanos nicaragüenses, si es posible, en su proyecto canalero, lo que mejoraría su nivel de vida y potenciaría las oportunidades de esa nación hermana.

Es retrógrado oponerse a la obra de ese canal por el supuesto de que vayamos a perder negocio. Si lo construyen, Panamá tendría que ponerse a tono y competir con todos sus recursos humanos y naturales para que las empresas navieras prefieran cruzar por nuestro canal. Sin embargo, nada justifica la burla, el sarcasmo ni los deseos de fracaso de esta obra. Más que perjudicarnos, seguramente vendría a perfeccionar nuestra capacidad de ser mejores y del éxito en lo que emprendamos, tal y como lo hemos hecho hasta ahora.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código